Truchas afronta el futuro con el reto de potenciar el turismo y sus recursos paisajísticos

El puente romano de Tuchas es uno de los puntos por descubrir./Nuria Miranda
El puente romano de Tuchas es uno de los puntos por descubrir. / Nuria Miranda

Una riqueza natural incalculable se extiende en el municipio de Truchas, donde se esconden secretos culturales que sorprende descubrir

N.BRANDÓN

Paisajes que se extienden por los valles y montañas, aire puro y natural, tierra salvaje y tranquilidad… Así es cualquiera de los puntos por los que se extiende el municipio de Truchas en la comarca leonesa de La Cabrera. Compuesto por trece pedanías, la actividad de la zona se reduce principalemnte a la ganadería y al sector clave de este punto de montaña leonesa, la pizarra. Aunque el grueso de la actividad pizarrera esta en las zonas próximas de Encinedo y Puente de Domigo Flórez, la poca pizarra que tiene este municipio emplea a través de una explotación a 25 personas. «Hacemos todo lo posible por mantenerla, porque hemos perdido población y mantenemos dos o tres ganaderos por cada pueblo», tal y como reconoce su alcalde Francisco Simón.

Crecer en turismo autóctono

Por eso ahora todos los esfuerzos del Ayuntamiento se centran en potenciar un turismo natural y alternativo al urbano. El poco turismo que hasta ahora recibe esta parte de La Cabrera Alta se ha ido incrementando, aunque todavía «hace falta mucha iniciativa privada y hay déficit de habitaciones porque no hay plazas hoteleras», afirma Simón, que se marca como objetivo para empujar ese deseado flujo de visitantes la creación de un hostal para recibirlos.

«Tenemos un potencial largo por explotar», cada vez se ves más gente por la zona y el tipo de naturaleza es exclusivo. «Haría falta un empuje desde la Junta, sobre todo por los caminos romanos que son donde tienen más competencias», reclama Francisco Simón, quien cree que los puntos fuertes de Truchas pasan también por explotar el Lago de Truchillas a través de un centro de interpretación, dar un punto más para destacar el Castillo de Peña Ramiro, y explorar las rutas de senderismo a través de la colaboración entre el Ayuntamiento y el grupo de acción local.

Aunque el crecimiento en turismo es el gran esfuerzo del municipio, los pequeños proyectos también ocupan la agenda de Truchas. Obras como pavimentación de calles, saneamiento y depuración que aumenten la calidad de vida de sus habitantes.

La huella del fuego

Una vez iniciadas ya las labores de recuperación de las 10.000 hectáreas afectadas por el incendio que arrasó La Cabrera este verano, y con el malestar de que la empresa responsable Tragsa no haya contado con gente de la zona para aliviar así un poco el paro, la preocupación inmediata de la zona es las ayudas de la PAC.

Las superficies quemadas no son subvencionables, y aunque haya un compromiso de la Junta por ayudar económicamente, ahora el alcalde de Truchas Francisco Simón ve con preocupación la posibilidad de que esas ayudas vitales para sus vecinos no lleguen en la medida que deberían.

«Son tan importantes las ayudas actuales e inmediatas tras el incendio, como las futuras, que cuando se tramite la PAC, si no te adjudican una ayuda porque la superficie quemada no es subvencionable, que la Junta este ahí para dar una solución».

Cinco son los ganaderos afectados en Truchas que cuentan con 400 cabezas de vacuno a las que ya no pueden alimentar con los pastos de la zona, por lo que que van a tener que invertir mucho más dinero para su explotación, en una zona donde la actividad se mantiene año tras año en la medida de lo posible y donde las ayudas económicas se antojan vitales para la supervivencia de estos ganaderos.

Aunque los trabajos iniciales para la recuperación de La Cabrera haya comenzado con un empujón de un millón de euros y con la celeridad de la actuación, sobre todo en arreglar caminos principalmente, algún depósito y formar albarradas para que no baje la ceniza a los ríos, el alcalde de Truchas Francisco Simón junto con otros alcaldes de la zona, han mostrado su malestar con que no se haya contado con los parados de la zona para esas labores, cuando la contratación podría aliviar la faltas de actividad económica que ya se ha visto tambaleada con el incendio.

Fotos