Leonoticias

Benuza, un paisaje lleno de encantos

  • El ayuntamiento de Benuza, en La Cabrera Baja, apuesta por el turismo sin olvidar las empresas de canteras a las que apoyará vigilando a los «caza subvenciones»

La Cabrera Baja está llena de encantos y entre ellos el municipio de Benuza. Un paisaje y una cultura que enamora a todo el que lo visita. Dicen de esta tierra que muestra la perfecta convivencia de la tradición y el progreso con una armonía única.

Por ello, el turismo que poco a poco va aumentando sus visitas al municipio de Benuza busca esa armonía en la que conviven leyendas con realidad. Una de estas historias, que cuentan en la localidad de Sotillo de Cabrera, dice que un hombre se encontró con la Virgen y ésta le dijo que tirase una piedra y donde cayese allí construiría una ermita. Tras esta historia los más curiosos se acercan a conocer la Ermita de Nuestra Señora de Los Remedios, del año 1778, alrededor de la cual se fue construyendo el pueblo. El Molino Rastrero es otro de los grandes atractivos de la comarca. En estos momentos sigue sin uso, pero si podría ser utilizado.

En Benuza se conservan tramos de canal y túneles romanosen buen estado y a pie de mina, que gracias a las labores de limpieza realizadas durante los últimos años se han podido recuperar.

Una apuesta por el turismo

Agapito Encina López, alcalde de Benuza, confía que el futuro del pueblo pase por el turismo. «Confiamos en las canteras y el turismo para que la zona salga adelante, a pesar de que las canteras han pasado momentos de crisis», explica el alcalde.

El futuro más inmediato del municipio pasa por las canteras, aunque se han visto afectadas por las crisis económica hasta tal punto que una de ellas está en concurso de acreedores. «Esperemos que la refloten los nuevos propietarios», ambiciona Agapito.

«Desde el ayuntamiento vamos a apoyar las que quedan y las que vengan», insiste el alcalde, quien asegura que «vigilaremos a los caza subvenciones, que ya hemos tenido por aquí».

Algunos de los presidentes de las juntas vecinales del municipio «están trabajando por el acondicionamiento y la restauración de edificios», lo que seguro aumentará el turismo de la zona.

Prevenir con antelación

Uno de los problemas de mayor actualidad que afectó al municipio fue incendio de Sigüeya el pasado mes de septiembre. «Si desde la Junta no hubieran puesto tantas trabas a los ganaderos, no habríamos tenido tantos incendios», sentencia Agapito.

Uno de los mejores métodos de prevención de incendios es la ganadería, pues es una forma de «mantener limpios los montes y las fincas» que no están trabajadas. En aquellas juntas vecinales que hay pastoreo los incendios no se han sufrido, además el arrendamiento de estos pastos también produce un beneficio económico para las juntas vecinales.