Los 'emojis' se imponen en la San Silvestre de León

Dos mamás Noel son perseguidas por los emojis. / Inés Santos

La carrera popular congrega a más de 6.000 leoneses que, equipados con sus más originales disfraces, recorren, cada uno a su ritmo, los 2,5 kilómetros de esta cita de fin de año

RUBÉN FARIÑASLeón

León ha coronado a un producto del ‘whatsapp’ como los reyes de la San Silvestre popular. Los ‘emojis’ han dominado y comandado la edición de 2017. La cara sonriente, llorando, la enamorada o la sonrojada han salpicado esta carrera que cierra el año en la capital.

La XXI San Silvestre de León ha vuelto a llenar de colorido, creatividad e ingenio las calles de la ciudad para despedir el año calzándose las botas y de la forma más divertida posible.

Más de 6.000 personas participaron en la carrera popular, que partía a las 5 de la tarde desde la calle Ramón y Cajal. Las temperaturas, por encima de los diez grados, han invitado a los leoneses a acudir en masa a esta cita donde elegir el mejor disfraz es la gran prueba.

Pero no solo se han visto ‘emojis’ a lo largo del recorrido. Árboles de Navidad humanos, renos, papás y mamás Noel, bailarinas y una familia de abejas han sido algunas de las galas más llamativas de esta popular tradición.

No importaba el ritmo, es lo bueno de la San Silvestre. Corriendo, al trote, caminando y parándose a descansar. Lo importante ha sido, una vez más, poder disfrutar del fin del año y tener una excusa para vivir de una forma diferente la víspera de Nochevieja.

En cuanto a edades, también había para elegir. Desde bebés en carrito, hasta ancianos. Padres acompañando a sus hijos y jóvenes aprovechando la ocasión para caracterizarse de la forma más conveniente.

Alrededor de 6.000 andarines han querido despedir 2017 a lo grande y han puesto un punto de diversión, con la excusa del deporte, al penúltimo día del año.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos