La 'cuesta' de Navidad

El Mercado del Conde Luna ya recibe a los primeros clientes que tratan de evitar el 'mal trago' de la subida de precios en productos como el lechazo, el besugo o las almejas

Una de las pescaderías del Mercado del Conde Luna. / Noelia Brandón
RUBÉN FARIÑASLeón

Los reyes de la mesa aún no han empezado su escalada; así que, quizás, sea un buen momento para adelantar las compras de Navidad y ahorrar unos eurillos.

De momento, los precios siguen siendo los mismos. «Lo que sí suele cambiar es el lechazo, un euro o euro y medio, de cara a las Navidades, el resto no suele cambiar».

Y las expectativas son las mismas, los productos estrella no cambiarán: en los banquetes estarán presentes el solomillo, el lechazo, el cordero o el pavo.

Los productos del mar

Si nos vamos al mar, las cosas están igual y las previsiones son las mismas. Subirán el rape, las almejas, las nécoras… «los cuatro productos típicos de todos los años, pero todavía es pronto», aseguran desde las pescaderías.

En el Mercado del Conde Luna ya están dejando ver los primeros clientes que buscan evitar el ‘mal trago’ de los precios por esperar hasta la víspera para las grandes comilonas navideñas.

Es el caso de la Carnicería Campillo, donde han acudido los de «toda la vida» a preguntar por los precios, «aunque no se les puede decir nada porque esto cambia todas las semanas».

Las grandes subidas

En una mítica de este lugar, El Rubio, ya ha pasado gente que se lleva productos para congelar y guardarlo. «Hay familias que juntan mucha gente en casa y es mucho lo que te ahorras».

Y para muestra… el besugo o la almeja. El primero subió «más del doble» y el segundo «igual sube unos 10 ó 12 euros». La dinámica siempre es similar: «empiezan todas las semanas tres euros, tres euros… y se ponen a millones; pero todavía es pronto»

Si en casa prima el precio por delante de la frescura, el ahorro va más allá de la calidad, va siendo hora de incluir en la lista de la compra los primeros productos navideños.

Las grandes subidas están a punto de llegar, a un mes de las citas ineludibles, y para evitar que los mercados se aprovechen de las prisas, que nunca son buenas consejeras, parece que va siendo el momento de comenzar a preparar la cena de Nochebuena.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos