La calidad de la uva leonesa a través los vinos de Gordonzello

I. Santos

La bodega, situada en un paraje sin igual en el sur de la provincia leonesa, presenta estas navidades una gran selección de sus mejores caldos para disfrutar en la mesa

I. SANTOSLeón

El vino en la provincia de León es uno de los productos estrella que estas Navidades acompañaran comidas y cenas familiares. Por ello, los vinos de la bodega Gordonzenllo no pueden faltar en la mesa de los leoneses. Muy conocida es la gama Peregrino elaborado, como el resto de sus vinos, con las variedades autóctonas del sur de la provincia, el albarín y el prieto picudo.

Gordonzello cuenta ya con 22 años a sus espaldas, lo que les ha convertido en la marca de referencia dentro de la Denominación de Origen Tierra de León. Pero insisten en la importancia de seguir trabajando con la uva más exclusiva de la provincia para seguir cruzando fronteras.

Las estrellas de la casa

Tres vinos marcan la diferencia entre las estanterías de la bodega. Y en Gordonzello lo tiene claro, el mejor blanco albarin lleva el nombre de Kira. Un producto que no sólo acompañará a la perfección los momentos previos a la comida,sino que también combina con gran clase con entremeses, mariscos y pescados. En cata, Kira es un vino brillante de color amarillo pajizo. Con un aroma intenso y potente, con cierta complejidad debido a su fermentación y crianza en barrica nueva de roble francés. Predominan en el paladar los toques cítricos, florales y algo frutales.

Para las carnes y como mejor acompañamiento para el resto de la cena desde Gordonzello aconsejan un prieto picudo rosado y un tinto procedente de una vendimia seleccionada de una única finca en la que la calidad de la uva es excelente. Si la decisión es el rosado sin ninguna duda Gurdos debe ocupar la mesa es un vino de color frambuesa con reflejos azulados con presencia de finísimas burbujas y un aroma a frutas rojas como fresa, granada, así como notas florales como violeta. Es un vino freso con un agradable paso por boca y una acidez equilibrada.

Si las comidas son más fuertes la mejor elección es un tinto prieto picudo y Gordonzello aconseja La Costana. En este caso estamos ante un vino de color rojo picota. Se aprecian aromas procedentes del envejecimiento en barrica y frutas maduras características del prieto picudo. En boca es un vino agradable, bien estructurado, con taninos suaves y acidez equilibrada.

El resultado de la ilusión

Gordonzello es una bodega con historia, nacida de un proyecto ilusionante que decidió apostar fuerte por el viñedo con las variedades autóctonas y de gran calidad del sur de la provincia.

Ilusión y tal vez un poco de suerte, pero sobre todo mucho trabajo han llevado a la bodega a ser un referente en los vinos de la D. O. Tierra de León y también en los paladares de los leoneses que más de una vez han premiado estos caldos.

Gordonzello es una bodega creada «en base a una ilusión», fueron un grupo de leoneses quienes decidieron «apostar por llevar a cabo un proyecto en el que potenciar el viñedo como fuente de riqueza» como fue tradicionalmente en la comarca en la que se enmarca la bodega.

Fue un proyecto muy ilusionante, «partir de cero para crear algo nuevo requiere mucha ilusión, pero también un poco de suerte y a nosotros nos acompañó», explica José Manuel Fernández, gerente de Gordonzello.

De catas y paseos por los viñedos

La cata de vinos es una actividad de ocio en la que se disfruta haciendo uso de todos los sentidos y se descubren los placeres, matices y aromas de cada vino. Una práctica cada vez más extendida entre los amantes del vino y que en la bodega Gordonzello acompañan de una gran explicación en la que conocer la cultura vitivinícola de la zona, el viñedo, producción, elaboración, crianza, maridaje, etc.

Una serie de conceptos básicos que ayudarán a los visitantes a conseguir la seguridad en la mejor elección en restaurantes y en las compras. Las catas de vino pueden ser acompañadas por dos rutas para conocer las 205 hectáreas de viñedo de la bodega, donde se podrán ver las diferentes variedades de uva y las fincas de las que año tras año salen uno de los mejores vinos de la provincia.

El reconocimiento a un gran trabajo

En la larga trayectoria de Bodegas Gordonzello sus caldos han recibido diferentes premios en Ferias y Congresos en los que están presentes. Entre ellos, Kiry Albarín obtuvo la medalla de plata en la International Wine Guide de 2012, una medalla de bronce dos años mas tarde en el Challenge International du vin y una puntuación siempre superior a los 80 puntos en la guía Peñín.

Pero no es el único de sus caldos premiados, la lista es interminable y diplomas, medallas y trofeos llenan la tienda y el hall de entrada de la bodega Gordonzello. La Costana, Peregrino 14 o Gurdos son algunos de los elegidos por los paladares más entendidos del sector.

Temas

Vino, Premio

Contenido Patrocinado

Fotos