Los 9.000 euros de Conrado buscan dueño

Este martes el responsable de confitería Conrado ha introducido el cheque con el premio que de manera aleatoria ya se encuentra circulando entre los roscones de Conrado

Sergio González, instantes antes de introducir el cheque.
N. BRANDÓNLa Bañeza

Los 9.000 euros de Conrado circulan ya entre alguno de sus afamados roscones. El responsable de esta confitería, Sergio González ha introducido el cheque con el premio que este año supera las previsiones en un intento de devolver la confianza que los clientes de Confitería Conrado han depositado año tras año.

De este modo, el ‘súper roscón’ ya circula entre algunos de los roscones que esta confitería bañezana reparte no sólo en León sino en toda España y fuera de ella. Entre los deseos de quién sea el premiado, no hay ninguna preferencia. «Lo único que quiero es que las cosas salgan bien que todo se desarrolle de manera normal y le toque a quien le tenga que tocar», advierte Sergio González desde la propia confietería.

Ya han pasado 10 años desde que Confitería Conrado comenzará con lo que se ha convertido en una tradición más de las navidades. En aquella ocasión fueron 500 euros, ahora esta cifra ha aumentado en consonancia a la acogida de la iniciativa. El millonario premio conllevará atraer a esta confitería compradores de toda la geografía española, sin duda motivados los miles de euros.

La 'llamada' del premio supondrá incrementar las ventas en un veinte por ciento y que en esta ocasión además se establece un punto de venta en Berlín, en la tienda el Colmado, una tienda gourmet que se encuentra en plena Plaza Mayor, en el centro neurálgico de la capital alemana.

Con materia prima de primera calidad leonesa, el sabor de los roscones de Conrado no entiende de limitaciones y pueden rellenarse al gusto del cliente, tal y como destaca Sergio, que señala que «los que más se venden son los de nata, crema, nata trufa, pero hay clientes que piden rellenos especiales que no tenemos ningún inconveniente en realizar».

Como en anteriores ocasiones se ha advertido que la 'ubicación' del premio es absolutamente aleatoria y que una vez en la línea de distribución el roscón puede acabar en cualquier parte de León, de España, del mundo... o en la propia capital bañezana. La noche de Reyes se acerca, todo está preparado para recibir a sus majestades de oriente y el cheque de Conrado esperando a que el cuchillo se tope con la suerte.

Contenido Patrocinado

Fotos