Leonoticias

El Lambrión Chupacandiles y los corredores de clarines del Viernes Santo promocionan la Semana Santa de Ponferrada

  • Este toque ritual, cuyo origen se fija en el momento de la fundación de esta hermandad, constituye un patrimonio musical único de la ciudad

Los cuatro personajes más relevantes y emblemáticos de la Semana Santa de Castilla y León -El Pardal de Medina de Rioseco, el Nazareno Lambrión Chupacandiles de Ponferrada, el Tararú de Palencia y el Barandales de Zamora- se dieron a conocer hoy en el estand de la Junta de Castilla y León en Intur, donde los corredores de clarines y timbales de la Real Hermandad de Jesús Nazareno de la capital berciana interpretaron la llamada ritual del Viernes Santo.

Este toque ritual, cuyo origen se fija en el momento de la fundación de esta hermandad, constituye un patrimonio musical único de la ciudad de Ponferrada y de la comarca del Bierzo, ya que se trata de la composición musical más antigua de la comarca. Esta joya musical está compuesta por un lastimero sonido de una escala descendiente en el clarín y 13 golpes del timbal. El mayordomo de la penitencial ponferradina, Marco Morala, valoró “muy positivamente” la presencia en Intur del Lambrión Chupacandiles y de los Corredores del Viernes Santo, que ha permitido dar a conocer la secular tradición semana santera de Ponferrada.