Leonoticias

Elecciones EEUU

'Perro Loco' Mattis y Mitt Romney, bien situados para quedarse con Defensa y Estado

Donald Trump y James Mattis.
Donald Trump y James Mattis. / Reuters
  • El presidente electo está recibiendo a los posibles candidatos en su casa con campo de golf de Bedminster, en Nueva Jersey

El exgeneral de los 'Marines' James 'Mad Dog' ('Perro Loco') Mattis y el excandidato presidencial del Partido Republicano Mitt Romney han sido mencionados por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, como opciones claras para ocupar las secretarías de Defensa y de Estado, respectivamente.

"El general James 'Perro Loco' Mattis es una posibilidad para secretario de Defensa y ayer fue impresionante. ¡Un verdadero general de generales!", ha señalado Trump a través de Twitter.

Mattis estuvo entre 2010 y 2013 al cargo del Comando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses, que incluye la región que va de Egipto a Pakistán. Entonces expresó su discrepancia con el presidente Barack Obama por la posición ante Irán o la falta de recursos militares para Afganistán. También tuvo mando en las guerras de Irak y Afganistán.

Para el vicepresidente electo, Mike Pence, Mattis tiene "una carrera militar legendaria". Pence es el máximo responsable del equipo de transición de Trump. También el que será jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus, ha apuntado a la posibilidad "muy real" de que Mattis sea secretario de Defensa.

Sobre Romney, Pence ha explicado que la reunión con Trump ha sido "un intercambio cálido y sustancial". "Puedo decir que el gobernador Romney está siendo considerado activa y seriamente para el cargo de secretario de Estado de Estados Unidos", ha apuntado.

En marzo, Romney afirmó que Trump sería un presidente "peligroso" y que si ganase podría sumir al país en una recesión. "Me temo que en lo que respecta a política exterior no es muy, muy listo", apuntó entonces. Trump respondió recordándole a Romney su derrota ante Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2012.

El presidente electo está recibiendo a los posibles candidatos en su casa con campo de golf de Bedminster, Nueva Jersey. Ya se ha reunido allí con Mattis y Romney y tiene previstos encuentros este domingo con Rudy Giuliani, Wilbur Ross o Chris Christie, entre otros. El propio Trump ha afirmado a la prensa que pretende realizar algunos anuncios este mismo domingo, pero no ha concretado a qué cargos se refiere.

El lunes, Trump recibirá al exgobernador de Texas Rick Perry, candidato a un cargo en el nuevo gabinete, posiblemente Energía o Veteranos, según fuentes cercanas a las conversaciones. Por el momento, la polémica locutora de radio Laura Ingraham ha confirmado su candidatura a secretaria de Prensa de la Casa Blanca.

Oposición demócrata constructiva

Esta domingo el portavoz del Partido Demócrata en el Senado, Charles Schumer, electo por el Estado de Nueva York, de donde es originario Trump, ha manifestado la disposición de los demócratas a colaborar con el nuevo presidente en iniciativas concretas tales como las inversiones en infraestructuras.

Schumer ha explicado en declaraciones a la cadena Fox que ha hablado con Trump sobre infraestructuras y que es posible que "podamos conseguir una gran ley de infraestructura" incluso en los cien primeros días de su mandato presidencial.

"Tiene que ser amplio y audaz. Trump ha mencionado un billón de dólares. Bien", ha afirmado Schumer. El propio Trump ha destacado a través de Twitter que "siempre" ha mantenido una "buena relación con Chuck Schumer", quien "tiene la capacidad de que salgan las cosas".

Mientras, Priebus no ha querido aclarar la propuesta de crear un registro de musulmanes. "No voy a descartar nada", ha apuntado, pero más tarde ha señalado que "hay gente que está radicalizada" y "hay gente a la que hay que impedir que vengan a este país".

Sobre el Islam ha señalado que "es evidente que hay aspectos de esa fe que son problemáticos". "Sabemos cuáles son. Lo hemos visto, pero no es una manta para toda la gente de esa fe", ha argumentado.