Los vigilantes de El Prat rechazan el acuerdo y mantienen los paros

Área de espera del control de seguridad vacía en el aeropuerto del Prat / EFE

Piden seguir negociando con una contraoferta que implica una subida salarial de 250 euros en 15 pagas, frente a los 200 euros en 12 pagas propuesto por el mediador y aceptado por la empresa

DAVID VALERAMadrid

Los vigilantes de El Prat rechazaron el acuerdo propuesto por la Generalitat de Cataluña, que actúa como mediador, y votaron por una contraoferta que implica una mayor subida salarial. En concreto, mientras que la medida aceptada por la empresa concesionaria Eulen recoge una mejora de la nómina de 200 euros de media en doce pagas, los trabajadores respaldaron que ese incremento alcance los 250 euros en 15 pagas. Esta fue la medida defendida por el comité de huelga que finalmente ha contado con el mayor apoyo en la asamblea. Por tanto, el conflicto se alarga y se mantienen los paros parciales previstos para este vienes y domingo así como la huelga indefinida a partir del 14.

Los cerca de 360 trabajadores de seguridad de El Prat se reunieron en una asamblea que comenzó a las 11:00 horas y concluyó a las 19:00 horas. Tenían que elegir entre cuatro opciones: la propuesta fijada por el mediador, la reclamación de máximos de los trabajadores que suponía un alza salarial de 350 euros y dos opciones intermedias, una de las cuales fue la ganadora. El aspecto salarial era el único que separaba a las partes, ya que el comité de empresa había mostrado su satisfacción por un refuerzo de la plantilla superior a las 70 personas.

Desde Eulen lamentaron el rechazo de los trabajadores y pidieron una "reconsideración urgente" de la decisión en "aras de solucionar el conflicto". Asimismo, criticaron al comité de huelga por "no respetar el compromiso adquirido" y someter a votación tres escenarios distintos.

Comité de crisis

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, consideró que la propuesta de los trabajadores, que supone un alza salarial un 56% superior a la ofrecida en la mediación, se sitúa a "años luz" de lo aceptado por la empresa y la Generalitat. "Esas cifras son algo imposible", afirmó y consideró que se trata de "condiciones alejadas del proceso de negociación al uso".

Asimismo, el ministro calificó como "inexplicable" que el comité de huelga considere insuficiente una mejora salarial del 18% para las nuevas contrataciones. "No conozco ningún proceso de negociación en los que se plantee algo así", afirmó. También calificó de "inexplicable" las colas formadas en los puestos de control en jornadas sin huelgas convocadas.

Por otra parte, De la Serna anunció que mañana se reunirá un comité de crisis en Barcelona con representación del Ministerio, Aena, la directora del aeropuerto de El Prat y responsables de Interior y la Guardia Civil para analizar la situación y que se estudien "todas las alternativas para garantizar la seguridad, el orden público y el menor grado de afectación para los ciudadanos".

Huelga en los aeropuertos de Santiago y La Coruña

Sin embargo, el conflicto de las condiciones laborales de los vigilantes amenaza con extenderse más allá del aeropuerto barcelonés. De momento, hoy los trabajadores de seguridad de los aeródromos de Santiago y La Coruña anunciaron paros parciales a partir del 20 de agosto por la “precarización de las condiciones laborales”, según UGT, que fue el sindicato convocante.

En ambos casos, entre sus reivindicaciones está una mejora salarial mediante el cobro de un plus de radioscopia y una reducción de la carga de trabajo. Precisamente, en el aeropuerto de La Coruña la empresa concesionaria de los controles de seguridad es Eulen, la misma que en el Prat y que en otras 17 instalaciones. En Santiago la compañía afectada es Prosegur.

Fotos