Leonoticias

2016 termina con 541.700 parados menos y 413.900 empleos más

gráfico

Evolución del paro en España. / Javier Barriocanal

  • Ya van cuatro años consecutivos de descensos en el desempleo y tres en los que crece el número de ocupados, aunque este año ha habido un ritmo considerablemente menor que en 2015

  • El número de ocupados se sitúa en los 18,5 millones y Rajoy se reafirma en su propósito de lograr 20 millones de personas trabajando en 2020

El año 2016 se cerró con buenas noticias para el mercado laboral: hay 541.700 parados menos y se han creado un total de 413.900 empleos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos este jueves por el INE y correspondientes al cuarto trimestre. Sin embargo, también es cierto que el comportamiento ha sido considerablemente peor que en 2015, cuando el número de desempleados cayó en 678.200 personas y se generaron 525.100 puestos de trabajo.

El número total de desempleados se sitúa en 4.237.800 -la cifra más baja desde el tercer trimestre de 2009- tras caer en este cuarto trimestre en 83.000 personas, lo que supone prácticamente un 2% menos que en el trimestre anterior y un 11,3% menos que un año atrás. Y es que se trata del cuarto año consecutivo de bajadas, después de seis años de incrementos, cuando el desempleo tocó máximos en el primer trimestre de 2013 con la exorbitante cifra de casi 6,3 millones de personas sin empleo. Así, la tasa de paro se reduce hasta el 18,63%, apenas 23 centésimas menos que el trimestre anterior pero un descenso del 2,26% respecto al mismo periodo de 2015, con lo que se vuelve a los niveles de hace siete años.

Respecto a la creación de empleo, se trata del tercer año consecutivo generando nuevos puestos, después de seis años destruyendo, pero no se ha llegado al objetivo marcado por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de lograr medio millón de trabajos, aunque también es cierto que la parálisis política de prácticamente todo 2016 pudo haber influido. De hecho, cabe resaltar que todos los empleos creados el pasado año se concentraron en el sector privado, con 428.500 nuevos ocupados, mientras que el sector público destruyó 14.600 puestos.

La razón de que se hayan creado 100.000 empleos menos que en 2015 pero el paro haya bajado por encima del medio millón radica en el descenso del número de activos, es decir, aquellas personas que están en edad y disposición de trabajar, que bajó en más de 100.000 en este último trimestre, casi 130.000 menos a lo largo de todo el año. Así, la población activa se sitúa en 22.745.900, la menor cifra de la última década. La tasa de actividad baja 33 centésimas hasta el 58,95%.

El objetivo de Rajoy

La mala noticia viene de que el número de ocupados descendió en 19.400 en el cuarto trimestre, un comportamiento peor que en los dos años anteriores, cuando hubo 65.100 más en 2014 y otros 45.500 más en 2015. Aun así, se mantienen los 18,5 millones de ocupados, a un millón y medio de la promesa del Gobierno de lograr llegar a los 20 millones de personas trabajando en 2020. Pese a esta ralentización, Rajoy no tira la toalla y esta misma mañana en una entrevista en Onda Cero se ha reafirmado en que todavía es posible lograrlo si se mantiene el ritmo de crear entre 400.000 y 500.000 empleos al año. "Falta mucho por hacer, pero cinco años consecutivos de crisis económica no se resuelven en un cuarto de hora. Si somos capaces de mantener la política económica (...) llegaremos a esos 20 millones de ocupados", ha subrayado.

La agricultura tiró del empleo en esta recta final de año, creando 72.900 nuevos empleos, al igual que la industria, que generó 47.800 trabajos. Por el contrario, en el sector servicios la ocupación cayó en 112.300 personas, después de una campaña de verano histórica con récord de turistas. Si se analiza el conjunto del año, todos los sectores crearon empleo: 240.400 más en servicios, 115.700 más en la industria, 37.000 en agricultura y 20.800 más en construcción.