Leonoticias

La tasa de paro estructural crece seis puntos con la crisis hasta el 18%

Cola a las puertas de una oficina pública de empleo.
Cola a las puertas de una oficina pública de empleo. / Archivo
  • Las ETT alertan de ya hay poco margen de reducción del desempleo salvo que se acometan medidas urgentes

La tasa de paro estructural, es decir, aquel que permanece al margen del ciclo económico y se hace crónico, ha escalado seis décimas con la crisis y se ha situado en el 18%, según apunta el último boletín correspondiente al mes de enero de Asempleo, la mayor asociación de empresas de trabajo temporal (ETT). De esta forma, se acerca de manera peligrosa al nivel de paro con que se cerró 2016, que la próxima EPA -la correspondiente al último trimestre de 2016- situará en el 18%, según pronostica esta agencia de empleo.

Los autores de este informe alertan de que hay un “escaso margen para seguir reduciendo el número de desempleados”. El presidente de Asempleo, Andreu Cruañas, culpó de esta alta tasa de paro estructural a un mercado de trabajo “demasiado rígido” y urgió a acometer de forma urgente una reforma de las políticas activas de empleo, así como medidas que mejoren las flexibilidad y competitividad y fomenten la creación de nuevos puestos de trabajo.

Pero hay algo más grave: que esta situación todavía podría ir a peor si se cumplen las previsiones de Asempleo y Afi para los próximos trimestres debido a la subida de los salarios y de los precios, lo que provocaría la exclusión de más personas que las que ya están desempleadas. De esta manera, podría afectar ya no solo a los parados de larga duración, sino también a otro colectivo vulnerable: los jóvenes. “Es imprescindible reforzar las habilidades y conocimientos de todos los parados para evitar el enquistamiento de esta situación”, indicó Cruañas.

El boletín pone de manifiesto que España necesita mayor inversión en formación, principalmente aquella destinada a mejorar las capacidades digitales de los jóvenes, que es donde más demanda de empleo va a haber, pero a la vez ve necesaria la formación continua del resto de los trabajadores, así como de los desempleados. Para llevar a cabo estas reformas, Cruañas se mostró optimista y dijo que parece que el Gobierno está "más dispuesto", a la vista de que ha flexibilizado las condiciones para acceder a la Garantía Juvenil.

Castilla La Mancha, a la cabeza

El paro estructural ha aumentado desde 2007 en todas las comunidades autónomas, pero ha habido algunas regiones -aquellas que más afectadas se han visto por la crisis y que partían de tasas de desempleo de partida superior a la media nacional- donde se ha acusado más, como Castilla-La Mancha (con un alza del 10,8%), Murcia (+9,9%) y Andalucía (+8,1%). Más moderado ha sido el incremento en el País Vasco (+1,2%), Cantabria y Asturias (ambas con un crecimiento del 1,5%).