Leonoticias

Un 20% de las horas extras trabajadas en la hostelería son en negro

Una camarera atiende a unas clientas en un chiringuito de playa.
Una camarera atiende a unas clientas en un chiringuito de playa. / Archivo
  • Los sindicatos denuncian que el sector turístico es el que más precariedad genera tras la reforma laboral, pese a batir récords en 2016 y ser uno de los principales motores económicos

Los sindicatos han denunciado este lunes en rueda de prensa que los buenos resultados económicos que está cosechando el sector turístico a lo largo de todo el año esconden una situación de precariedad en el empleo. Efectivamente, en 2016 el turismo –que representa un 10,9% del PIB español– está superando todos los récords: se ha incrementado el gasto diario por turista en un 5,5%, la facturación hotelera por habitación ocupada se ha elevado un 4,31%, el número de viajeros ha crecido un 7,85% de enero a julio y el de pernoctaciones ha subido un 8,87% respecto a 2014. A su vez, el gasto total de los turistas internacionales que han visitado el país durante el mes de julio ha sido de 10.257 millones de euros, un 7% más que el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, estos resultados sin parangón llevan aparejados "un récord en precariedad laboral", a juicio de CC OO y UGT.

Así, exponen que en los últimos siete meses del año el sector ha creado más de 78.000 nuevos puestos de trabajo, de los que un 97% son de carácter temporal e incluso un 50% de éstos a tiempo parcial. Si se habla de salario, el crecimiento ha llegado escasamente al 1%, eso en cuanto a los trabajadores que forman parte de algún convenio, porque las retribuciones de los que no pertenecen a ninguno se han devaluado de media entre un 30 y un 35% de lo pactado. Y es que el bloqueo en la negociación colectiva sectorial -ahora mismo hay 26 convenios congelados- ha dejado a más de 431.000 trabajadores (un 40% del total) en un limbo laboral y con pérdida de poder adquisitivo. “No se está aprovechando la oportunidad que brinda una coyuntura muy favorable al turismo”, ha denunciado José María Martínez, secretario general de servicios de CC OO.

A esto además hay que añadir la externalización del sector, que afecta principalmente a las camareras de piso, que contribuye a abaratar costes pero a costa de precarizar las condiciones de los trabajadores. Esto se pone de relieve en la "enorme tasa de horas extras no declaradas", que se sitúa, según las cifras manejadas por los sindicatos, en torno al 20% del total, lo que significa que o bien no se cotizan o bien incluso no llegan a pagarse. "Se está consolidando un modelo de sector frágil, de gran volatilidad y con visión cortoplacista", ha criticado el secretario general de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros, quien ha asegurado que "con estos niveles de pobreza laboral no habrá turismo de calidad".