La inflación se situó en diciembre en el 1,1%, la tasa más baja de todo el año

Un conductor sostiene una manguera de combustible para repostar/AFP
Un conductor sostiene una manguera de combustible para repostar / AFP

Supone una décima menos que el dato adelantado y seis menos que la registrada en noviembre por la menor subida de los carburantes y la luz

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Los precios se tomaron un respiro en el último mes del pasado año. En concreto, la inflación se situó en diciembre en el 1,1% -una décima menos que el dato adelantado por el INE-, lo que supone la tasa más baja de todo el ejercicio. En concreto, hay que remontarse hasta noviembre de 2016 para encontrar una cifra inferior (0,7%). La moderación del IPC, que es seis décimas inferior respecto al mes anterior- se debió al menor encarecimiento de los carburantes y la luz en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior. En cualquier caso, pese a este descenso, la evolución de los precios supone una importante pérdida de poder adquisitivo de 0,85 puntos porcentuales para los pensionistas.

Con el dato de diciembre la inflación media en 2017 se situó en el 1,96%, una cifra superior a la esperada por el Gobierno y que está condicionada por el gran repunte de precios que se produjo en la primera parte de 2017 por el alza del precio del petróleo. La previsión del Gobierno para 2018 es que la inflación se sitúe en el 1,6%.

Más información

En el caso de los precios de diciembre, entre los productos que más influyeron en la moderación del IPC está el transporte, que descendió más de un punto y medio hasta el 1,9% a causa de la menor subida de la gasolina y el gasoil. También contribuyó la vivienda, cuya tasa bajó más de un punto hasta el 1,3%, debido a que el incremento de los precios de la electricidad en diciembre de 2017 fue menor que el registrado en 2016. Asimismo influyó, aunque en menor medida, la bajada de los precios del gasóleo para calefacción, frente al aumento de diciembre de 2016.

Por último, también ayudó el ocio y cultura, con una variación anual del -0,6%, casi dos puntos inferior a la de noviembre, por una subida de los precios de los paquetes turísticos más moderada que hace un año. En el lado opuesto se situaron el vestido y calzado, que presentó una tasa del 0,5%, una décima superior a la del mes anterior, debido en su mayoría a que los precios de las prendas de vestir bajaron menos que en el ejercicio anterior.

Por su parte, la inflación subyacente (índice general sin alimentos elaborados ni productos energéticos) se mantuvo en el 0,8%. Esta referencia es a la que resalta el Gobierno para defender una cierta estabilidad de precios al eliminar los productos energéticos más volátiles por el comportamiento del petróleo. Esa fue la razón de que en los primeros meses de 2017 los precios se disparasen hasta el 3%. De hecho, el Ejecutivo insiste en que la inflación subyacente y la general tenderán a la confluencia en los próximos meses.

Ganancia de competitividad

Los datos ofrecidos hoy por el INE también incluyen el IPC armonizado (homogéneo en toda la UE) y que se situó en el 1,2%. El descenso en este caso también fue de seis décimas y permitió situarse por debajo del 1,4% registrado en la zona euro. Algo que permite recuperar competitividad a las exportaciones vía precios.

A pesar de la moderación de la inflación en el último mes los sindicatos insisten en la necesidad de elevar los salarios para recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis. La subida salarial pactada en diciembre de 2017 se situó en el 1,43%, una cifra que desde UGT destacan fue inferior al 2% de inflación media. Por eso consideran “urgente” que el crecimiento económico “se traslade a los ciudadanos”. En este sentido reclaman que la patronal “debe estar a la altura de las circunstancias”. Asimismo, el sindicato recuerda su reivindicación de salarios mínimos de convenio de 1.000 euros.

Temas

Ine, Ipc

Contenido Patrocinado

Fotos