El poder adquisitivo de los salarios en Castilla y León ha caído un 12,8% desde 2009

El poder adquisitivo de los salarios en Castilla y León ha caído un 12,8% desde 2009

CCOO urge a las administraciones a establecer políticas que permitan trasladar el crecimiento de la economía a una creación de empleo de calidad

ICAL

El poder adquisitivo de los salarios en Castilla y León cayó un 1,7 por ciento en el último trimestre de 2017, frente a un uno por ciento de la media nacional, siempre teniendo en cuenta el incremento de los precios, que ha sido de un 1,4 por ciento en ambos casos.

En Castilla y León se trata del quinto trimestre consecutivo de disminución de salarios reales, que se suma al «intenso deterioro experimentado durante la crisis», según el Informe Trimestral de Salarios y Costes Laborales, elaborado por CCOO, con los datos de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral del INE.

También, disminuyó fuertemente entre 2009 y 2014. Tras recuperarse ligeramente durante 2015 y la primera parte de 2016, los salarios reales profundizarron su deterioro. A pesar de que se han cumplido tres años de recuperación (desde el punto de vista macroeconómico), el poder adquisitivo de los salarios «ha continuado disminuyendo».

Como consecuencia, los salarios reales son actualmente, en Castilla y León, un 12,8 por ciento inferiores a los de finales de 2009 (a nivel estatal, la disminución ha sido del 8,3 por ciento). «Si continúa la tendencia actual, además, ante la falta de crecimiento de los salarios, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios sufrida en la última década no solo continuará sin corregirse, sino que se profundizará», advirtió el sindicato.

Con este análisis trimestral, el Gabinete Técnico de CCOO matizó que el modelo de crecimiento observado en España en la última fase de recuperación, iniciada en 2014, se caracteriza, al igual que ocurría antes de la crisis, por un «escaso crecimiento de la productividad, dado que se basa en la creación intensiva de empleo en actividades de bajo valor añadido».

«Los salarios reales evolucionan peor»

Pero no solo la productividad real está creciendo muy poco, recordó el sindicato, «sino que los salarios reales están evolucionando aún peor, volviendo incluso a caer en los últimos trimestres». «La pérdida de poder adquisitivo de los salarios, derivada de la creciente precarización del empleo, sirve así como principal ingrediente para alimentar un modelo económico ineficiente e injusto, que está llevando a consolidar los efectos de la crisis sobre la pérdida de derechos laborales, el incremento de la desigualdad y el empeoramiento del nivel de vida de los trabajadores», remarcó.

Castilla y León es «parte de este modelo de crecimiento, con una serie de agravantes». Por un lado, citó CCOO, cuenta con salarios inferiores a la media estatal (un 10 por ciento por debajo) y ha experimentado también un mayor deterioro de los salarios reales en los últimos años.

Además, Castilla y León muestra un «preocupante menor dinamismo del empleo», ya que «únicamente» se han creado unos 57.000 empleos en los últimos cuatro años (frente a los 184.000 destruidos en los seis anteriores). «Esto es, en Castilla y León ni siquiera se ha recuperado una tercera parte del empleo perdido con la crisis, mientras que a nivel nacional se ha recuperado más de la mitad. En nuestra Comunidad, por tanto, el modelo de crecimiento económico que se está implementando en España está resultando especialmente perjudicial: se crea menos empleo y, además, los salarios son más bajos, y la brecha salarial respecto a la media española se está profundizando», denunció CCOO.

Nueva política económica

A su juicio, las políticas de devaluación salarial y de reducción del sector público aplicadas como respuesta a la crisis «contribuyeron a prolongarla y a recrudecer sus efectos sobre los trabajadores». Actualmente, la Comunidad y España «siguen teniendo muchas menos personas trabajando que antes de la crisis», con «ingresos reales más reducidas, desigualdad y exclusión social disparada y la cronificación del déficit de los ingresos públicos necesarios para financiar el Estado del Bienestar».

En este sentido, consideró el sindicato que «todo ello está dando lugar a un nuevo modelo económico y social marcado por un sector público más débil, empleos peores y más escasos y un mayor nivel de desigualdad». De hecho, añadió, en Castilla y León todos estos elementos resultan «particularmente lesivos para la propia sostenibilidad del territorio, dada la debilidad de su tejido productivo y los problemas de envejecimiento y despoblación acumulados desde hace décadas».

Por ello, CCOO urgió a las administraciones nacional y regional a poner en marcha medidas que permitan «trasladar el crecimiento de la economía a una creación de empleo de calidad, la mejora de los salarios, la recuperación de los derechos laborales y sociales perdidos en los últimos años y una mayor equidad». En caso contrario, alertó, las personas trabajadoras, «principales perjudicados por las políticas aplicadas durante la crisis», serán de nuevo los «damnificados de una recuperación económica que no está sirviendo para revertir los efectos de la crisis».

Temas

Cc Oo

Contenido Patrocinado

Fotos