Powell, favorito de Wall Street y los republicanos para dirigir la Fed

Jerome H. Powell./Joshua Roberts (Reuters)
Jerome H. Powell. / Joshua Roberts (Reuters)

Trump anuncia este jueves el sustituto de Yellen en la Reserva Federal, que mantiene los tipos, con la idea de llevar a cabo una política continuista

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Donald Trump, el controvertido presidente de Estados Unidos, no parece dispuesto a abrir otro frente con el relevo de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal (Fed), cuyo mandato vence en febrero. Por eso, salvo sorpresas, este jueves apostará por una política continuista y designará como sustituto a Jerome Powell.

De hecho, es ya el gran favorito tanto del Partido Republicano, en cuyas listas se presentó Trump pese a las notables diferencias con algunos de sus líderes, como de Wall Street. De él se valora su experiencia en la Fed, donde lleva en la junta de gobernadores desde 2012. Este mismo miércoles compartió mesa con Yellen en la reunión mensual de su comité de mercado abierto, que mantuvo sin tocar los tipos de interés.

En otra demostración de la estrategia de su presidenta de graduar cambios y evitar sorpresas, abundaron en su compromiso de continuar con la normalización monetaria. Esto es, a finales de diciembre elevarían el precio del dinero en Estados Unidos hasta dejarlo entre el 1,25% y el 1,5%, según las previsiones, entre un cuarto y medio punto más de como están tras haber subido en junio.

En el comunicado posterior a ese encuentro, la Reserva Federal aportó un diagnóstico económico tranquilizador en clave interna. «El mercado laboral ha seguido fortaleciéndose y la actividad económica ha aumentado a ritmo sólido a pesar del impacto de los huracanes», apuntó el comité que achaca el repunte de la inflación en EE UU a la subida de precios de los carburantes aunque estima que las expectativas alcistas todavía «siguen siendo bajas».

Pero los ojos están ahora más puestos en los cambios en la jefatura de la Fed que en su política a corto plazo. «Creo que van a estar muy impresionados por esa persona», dijo Trump tras una reunión de su gabinete en la Casa Blanca. Y_el nombre se conocerá «en algún momento por la tarde». Ni una sola pista más.

Yellen, elogiada

Ni siquiera ha descartado oficialmente a Yellen, a la que ve incluso una candidata «excelente», aunque aclaró que «no había dicho» que eso suponga que la nomine. Es más, las opciones de que repita mandato –lo que viene ocurriendo en la Fed hace casi cuatro décadas– quien fuera aupada al cargo por Barack Obama en 2014 parecen escasas por mucho que el secretario del Tesoro la haya calificado de «muy talentosa».

Pero para Steve Mnuchin, el ‘ministro de Economía’ del gabinete Trump, el mejor para el puesto sería Powell, quien sabría combinar bien la laxitud monetaria con la desregulación, dos promesas de la Casa Blanca que ya ha empezado a implementar poco a poco la propia Yellen.

El presidente de EE UU dice tener a «alguien muy específico en mente». Ahí cabrían también el economista John Taylor –profesor de Stanford y asesor de George W. Bush en su etapa presidencial– y el financiero Kevin Warsh –quien estuvo en la Fed de 2006 a 2011–. El también banquero Gary Cohn, asesor de Trump, parece casi descartado.

Fotos