El Ibex-35 recupera los 10.200 puntos con el repliegue del euro

Sede de la Bolsa de Madrid. / Reuters

Acerinox fue el valor más rentable del día, con una subida del 4,70%; en negativo solo cinco valores, entre los que Endesa fue el peor tras una caída del 1,19%

CRISTINA VALLEJOMadrid

Después de tres sesiones consecutivas de caídas, el Ibex-35 ha rebotado. Al cierre se anotaba un 0,52%, para dar un último cambio en los 10.245,80 puntos. Las ganancias del resto de indicadores europeos fueron un poco menores: el Cac 40 francés, el Dax alemán y el Ftse Mib de Milán avanzaron poco menos de medio punto porcentual y el Ftse 100 británico, un 0,38%. El PSI-20 de Lisboa fue el peor, al cerrar prácticamente en tablas. 

Solo cinco valores del selectivo han quedado fuera de las subidas generalizadas. Entre ellos, el peor ha sido Endesa, que ha retrocedido un 1,19%. A continuación se ha situado IAG, que ha bajado casi medio punto porcentual. Inditex se ha dejado un 0,36% y Red Eléctrica e Iberdrola, alrededor de un 0,25%. Perfil defensivo, pues, el que ha dominado entre las compañías que no se han sumado a los avances.

Entre los mejores, el sesgo es el opuesto: han destacado los valores más cíclicos. Así, Acerinox ha sido el valor más rentable, con una revalorización del 4,70%, gracias a una buena recomendación de UBS, que sitúa su precio objetivo en los 14,20 euros, frente a los actuales casi 12 euros a los que cotiza. En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Solo Duro Felguera (6,33%) le ha ganado en rentabilidad. 

Tras Acerinox, en el Ibex-35, se ha situado ArcelorMittal, con un avance del 2,77%. Ferrovial, por su parte, se ha anotado un 2,66%. Entre los grandes valores, ha destacado Repsol, con una subida del 1,61%. Pero los otros 'blue chips' han tenido comportamientos más discretos. Así, Santander ha ganado poco menos de un 0,7%. Y Telefónica y BBVA han avanzado un 0,32% y un 0,25%, respectivamente.

Menos tensión geopolítica

La relajación de la tensión geopolítica, o al menos de su percepción por parte de los inversores, se observó ya ayer en el cierre en positivo de los índices estadounidenses. Y esas subidas se extendían ya desde por la mañana en Europa, que siguieron a su vez la positiva estela asiática. Aunque parece que hay que ser prudentes, puesto que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado que "hablar no es la respuesta" a la amenaza de Corea del Norte después del misil que ha lanzado y que ha sobrevolado territorio japonés. "Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte durante 25 años. ¡Hablar no es la respuesta!", tuiteó el presidente. Bien es verdad que los mercados ni se han inmutado por este último comentario. 

Además, si algo ha pesado especialmente sobre el mercado del Viejo Continente en las últimas sesiones ha sido la fortaleza del euro. Pero ya desde el último tramo de la sesión de ayer, ha aflojado ligeramente: la moneda comunitaria marcaba máximos a media sesión ayer en el entorno de 1,2070 unidades y al cierre de la sesión de hoy llegó incluso a poner en peligro la cota de 1,19 unidades.

A esto último ha contribuido la positiva agenda económica con la que hemos contado en Estados Unidos esta tarde. En primer lugar, el empleo privado aumentó en agosto en 237.000 personas, de acuerdo con la agenda privada ADP, por encima de las 185.000 que esperaba el consenso de analistas. Un buen preludio para el informe oficial que se hará público el viernes y que los expertos esperan que revele la creación de 180.000 nuevos empleos durante el mes de agosto en la economía no agrícola.

El segundo buen dato económico del día fue la revisión al alza del PIB del segundo trimestre desde el 2,6% en tasa trimestral anualizada hasta el 3%, cuando los pronósticos apuntaban que se quedaría en el 2,7%. Se trata de la mayor expansión de la economía estadounidense desde el primer trimestre de 2015, cuando creció un 3,2% en tasa trimestral anualizada. En Estados Unidos, Wall Street comenzaba con tono un poco mixto: por un lado, el Dow Jones dudaba entre los números rojos y los verdes, mientras que el S&P 500 registraba una subida del 0,2% y el Nasdaq avanzaba cerca de un 0,6%.

Repliegue en los activos más seguros

En el mercado de bonos no tuvo una respuesta muy importante la positiva agenda económica americana: la rentabilidad del bono americano a diez años apenas avanzó desde el 2,12% hasta el 2,13%. Y eso que los datos combinados de crecimiento económico y empleo pueden facilitar a la Fed el anuncio del inicio del recorte del balance, así como una subida más de los tipos de interés antes de que termine el año. 

Algo más se elevaron los rendimientos de los títulos del Viejo Continente: el del alemán, desde el 0,33% hasta el 0,35%; el de su comparable español, desde el 1,54% hasta el 1,56%. Ligero, casi inapreciable, repliegue, pues, en los activos más seguros, en los más defensivos, porque el precio de la onza de oro se mantenía plana en la jornada de este miércoles cómodamente por encima de los 1.300 dólares, cerca de los 1.310.

En el Viejo Continente también contamos con buenos datos económicos, como con los de confianza del mes de agosto, que han mejorado y superado expectativas. Mientras tanto, el dato de inflación adelantado de agosto en España se ha colocado algo por debajo de lo previsto (1,6% frente al 1,7% que había apuntado el consenso). Mañana conoceremos el IPC de la zona euro en agosto y podría cotizar en el euro.

Temas

Ibex 35

Fotos