El Ibex-35 se aferra a los 10.000 puntos en el último suspiro

Imagen de la Bolsa. /Efe
Imagen de la Bolsa. / Efe

El selectivo español, con una caída del 0,42%, encadena nueve sesiones en rojo mientras que la corrección se extiende en el resto de los mercados europeos

REGINA R. WEBBMadrid

Habría que hacer memoria hasta diciembre de 2015 para recordar una racha tan mala para el selectivo español. El Ibex-35 cerró este lunes con una caída del 0,42%, hasta dar un último cambio en los 10.049,90 puntos. Con otra sesión en rojo sella así nueve jornadas consecutivas de corrección. De hecho, en todo noviembre no ha terminado nunca en verde. Pero pudo ser peor, ya que el Ibex llegó a anotarse caídas del 1,30% antes de la apertura de Wall Street, con lo que cedía incluso la cota psicológica de los 10.000 puntos.

Ha sido precisamente gracias a que los índices norteamericanos mostraron templanza en su apertura por la que los parqués del Viejo Continente se dieron un respiro hacia el término de la jornada. Aún así, no bastó para que las ventas dejaran de imponerse en los grandes índices europeos. El más bajista fue el Cac francés, que perdió un 0,73%. El Dax alemán cedió un 0,40%, mientras que el Eurostoxx 50 recortó un 0,52%.

Los inversores llevaban tiempo hablando de una muy necesaria corrección en la renta variable europea y han encontrado en la economía europea y en la reforma fiscal de Trump la excusa perfecta. El pesimismo del arranque de la semana no es más que un contagio del sentimiento negativo de la semana anterior, cuando el dinero ya se mostró dubitativo después de que el Senado americano presentase la propuesta del nuevo plan fiscal, que implicaría retrasar más de lo esperado la rebaja de impuestos a las corporaciones americanas.

Los valores españoles no han logrado resistir las ventas en los mercados europeos. Ha pesado en el Ibex la corrección de los 'blue chips' y de la gran banca. Especialmente, el 0,50% que se dejó Banco Santander, el -0,74% de Inditex, el -0,93% de Telefónica y el -2,31% de IAG. De nuevo, corrigieron las mineras como Acerinox y ArcelorMittal con caídas superiores al 1% y, otra jornada más, Siemens Gamesa (-3,18%) lideró las caídas. La compañía anunció este lunes que despedirá a 408 trabajadores en España en un ERE. Una noticia que el mercado recibió como otra muestra de que las cosas no van bien.

Del lado positivo destaca el 1,22% que subió CaixaBank, así como el 0,69% arriba de Merlín Properties y el 0,64% de Amadeus. En cambio, el dinero está fluyendo a la renta fija. La deuda gubernamental de los países europeos está sirviendo otra vez como refugio para los ahorradores. Así, la rentabilidad exigida al bono español cae al 1,522%.

La OPA sobre Axiare

La gran noticia de este lunes ha sido la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por Colonial sobre Axiare por 18,50 euros la acción, por encima de su precio actual de mercado. La cotización de ambas se ha mantenido suspendida durante un par de horas tras el anuncio de la operación. Colonial ha cerrado con una caída del 2,36% y Axiare con una revalorización del 12,41%.

Al cierre de los mercados europeos, los índices de Wall Street se movían con tímidas alzas. Del 0,12% para el Dow Jones y del 0,07% en el S&P 500. En Estados Unidos es noticia General Electric, que abrió con caídas del 2,6% tras rebajar previsiones y recortar a la mitad su dividendo. También está en el foco Qualcomm, que ha rechazado la oferta de compra (OPA) de 130.000 millones de dólares presentada por Broadcom.

El precio del petróleo sube en el arranque de la sesión estadounidense, sostenido por declaraciones favorables a la prolongación del acuerdo de reducción de la producción de crudo por parte de los principales proveedores, durante una conferencia en Abu Dhabi.

Fotos