El Ibex-35 reduce al mínimo la recogida de beneficios

El Ibex-35 reduce al mínimo la recogida de beneficios

El selectivo cierra la sesión con un descenso del 0,10%, para dar un último cambio en los 10.361,10 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 cerró la sesión prácticamente en el mismo nivel en que la había empezado. El selectivo español arrancó el día en el entorno de los 10.360 puntos y dio un último cambio en los 10.361,10 puntos, lo que supone un descenso del 0,1%. Pero el indicador durante gran parte de la sesión parecía que iba a despedir el día por debajo de los 10.300 puntos: marcó mínimos del día poco antes de las tres de la tarde en los 10.285 puntos.

Los responsables de que finalmente la recogida de beneficios en el selectivo español fuera testimonial fueron los mismos que han impulsado al Ibex-35 a subir en los últimos días: los bancos, con el Santander (1,14%) en cabeza, aunque en esta ocasión los que cerraron en positivo fueron sólo otros dos, Sabadell y BBVA. Además, Repsol, que sumó un 1,07%. Y otro 'blue chip', Inditex, que se anotó un 0,53%.

Aunque el más rentable de todos fue Ferrovial, con una revalorización del 1,37%. Terminaron también verde Colonial, IAG, Amadeus, ACS, Merlin y Aena.

En rojo, Gas Natural y Siemens Gamesa fueron los peores, con descensos de más de tres puntos porcentuales, mientras que Red Eléctrica, Acciona, Endesa y Técnicas Reunidas se dejaron más de un 2%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, MasMóvil encabezó los ascensos: celebró los resultados que presentó ayer por la tarde con un avance del 4,85%. En rojo, el único valor que cayó más que Gas Natural fue Liberbank, con un recorte del 3,75%.

Muchos datos: EE UU, Reino Unido y China

A recuperar posiciones quizás le ayudó al Ibex-35 que la Bolsa de Nueva York comenzara la sesión prácticamente plana, sobre todo en el caso del Dow Jones y del S&P 500, mientras que el Nasdaq se dejaba alrededor de un 0,15%. Ello, en la jornada en que se publica el dato de inflación previo a la reunión de la Reserva Federal norteamericana del próximo día 20. Tal y como el mercado anticipó ayer, los precios se aceleraron en agosto: subieron un 1,9% interanual, una décima más de lo esperado. Lo mismo ocurrió con la inflación subyacente, que se colocó en el 1,7%, por encima del 1,6% que esperaba el mercado. Y ello, además, acompañado por un dato de paro semanal más positivo de lo que esperaba el consenso de analistas.

Los datos económicos estadounidenses tuvieron un impacto fugaz en el mercado de divisas: el euro llegó a caer hasta el nivel de 1,1840 unidades, pero al cierre volvía a acercarse a 1,188 unidades. En todo caso, suponía un descenso de la divisa comunitaria de cerca de un 0,10% respecto al billete verde. Pero el dólar, pese a fortalecerse levemente frente al euro, se debilitaba respecto al conjunto de principales monedas del mundo: el US Dollar Index retrocedía un 0,17% al cierre de la sesión.

Las cifras sobre la evolución de los precios en Estados Unidos tampoco tuvieron demasiado impacto en el mercado de deuda. Así, el rendimiento de los títulos estadounidenses a diez años se mantenía en el entorno del 2,19%.

Pero con el dato de IPC más alto de lo esperado los operadores le dan una probabilidad del 46% a que haya una subida de los tipos de interés en Estados Unidos antes de que termine este año. El 8 de septiembre la probabilidad de una subida de tipos a final de este año era de sólo un 22%.

Lo que sí tuvo impacto en el mercado de deuda fue la reunión ordinaria de política monetaria del Banco de Inglaterra. Por un lado, el rendimiento de los bonos británicos a diez años pasó desde el 1,14% hasta el 1,22%. Por otro, la libra esterlina registró una subida del 1,25% frente al billete verde. Ello, debido a que la autoridad monetaria británica manifestó que se encamina a la primera subida de los tipos de interés en más de una década. Los inversores anticipan que ese endurecimiento monetario podría tener lugar en el mes de noviembre, cuando lo que está en precio es que ese primer movimiento tenga lugar en el mes de febrero.

Así las cosas, el Ftse 100 británico fue el peor índice del día, con una caída del 1,14%. Además de éste y del Ibex-35, también terminó con caídas el Dax alemán (-0,10%). En verde, el PSI-20 de Lisboa fue el índice más rentable, con una revalorización del 0,63%, mientras que el Ftse Mib de Milán ganó un 0,21% y el Cac 40 francés, un 0,15%.

Los inversores, además de pendientes de la agenda macro estadounidense y de la británica, también prestaron atención a los datos que se publicaron de madrugada en China. Y éstos fueron un poco decepcionantes, con las ventas al por menor y la producción industrial registrando un crecimiento inferior a lo previsto por los analistas.

El crudo, suma y sigue

En el mercado de materias primas, subidas en el crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se apuntaba su cuarta sesión consecutiva de ascensos, hasta acercarse a los 56 dólares, un nivel que no ve desde el pasado mes de abril. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, también encadenaba su cuarta jornada de ganancias, hasta rozar los 50 dólares, cota que no toca desde la última sesión del mes de julio. Ello, debido a la previsión de que la demanda de crudo resurja. De hecho, se espera que la de este año 2017 se expanda a su mayor ritmo de los dos últimos años, gracias a la mejora del consumo de Europa y de China.

El oro, mientras tanto, registró un ligero avance del 0,20%, hasta los 1.325 dólares la onza.

Fotos