El Ibex-35 baja un 0,47%, pero aguanta sobre los 10.400 puntos

Interior de la Bolsa de Madrid./Paco Campos (Efe)
Interior de la Bolsa de Madrid. / Paco Campos (Efe)

Técnicas Reunidas fue el valor más rentable de la sesión, con una subida del 2,28%, y Grifols fue el peor, con un recorte del 4,23%

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 comenzó la jornada plano, pero a partir de las doce de la mañana empezó a perder posiciones, para marcar mínimos del día a las tres de la tarde en el entorno de los 10.400 puntos. Este nivel actuó como soporte y el índice remontó hasta los 10.457,80 puntos, lo que supone un descenso del 0,47%. El selectivo no sólo salvó los 10.400 puntos, sino también los 10.445 puntos. Ambos son niveles que mencionan los analistas que el índice ha de mantener para conservar sus opciones de volver a máximos anuales. 

Técnicas Reunidas encabezó las subidas en el selectivo español, con una revalorización del 2,28%. Después se colocó Abertis, con una revalorización del 0,75%. Ferrovial, mientras, ganó un 0,70%. Pero pocos valores más se salvaron de las pérdidas: ArcelorMittal, Enagás, Aena, Gas Natural, Red Eléctrica y Repsol. Este último terminó el día en tablas. 

En rojo, Grifols fue el peor, con un descenso del 4,23%, en la jornada en que presentó sus resultados del tercer trimestre del año. Después se colocaron IAG, Mediaset, Acerinox, Acciona e Inmobiliaria Colonial, con pérdidas de más de un 2%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, eDreams encabezó las ganancias, con una revalorización del 23,87%, ante noticias que hablan de un cambio de accionistas principales. Después, las dos clases de acciones de Abengoa, tras el anuncio de la venta de Atlantia. En rojo, sólo un valor lo hizo peor que Grifols: FCC, que se dejó un 4,79%. 

El índice español fue el que peor se comportó en la jornada, aunque también el Dax alemán y el Cac 40 francés terminaron en negativo, con descensos minúsculos de un 0,18% y de un 0,07%, respectivamente. En verde terminaron, en cambio, el Ftse Mib de Milán, que se anotó un 0,24%, y el PSI-20 de Lisboa, que subió un 0,15%. 

Londres gana con la primera subida de tipos en una década

El mejor fue el Ftse 100 británico, con una revalorización superior al 0,80% coincidiendo con la jornada en la que el Banco de Inglaterra subió los tipos de interés por primera vez en más de una década. El movimiento ya se había anticipado y su mensaje fue más suave de lo que había previsto el mercado. El ritmo que va a imprimir al endurecimiento monetario va a ser muy pausado: la autoridad monetaria británica podría estar cómoda con dos subidas de tipos más hasta el año 2020, una a finales del año que viene y otra en 2020, lo que indica que esta subida de tipos es la primera en diez años y también la última en un tiempo. Esta previsión sobre la evolución del precio del dinero en el Reino Unido implica que el Banco de Inglaterra no será muy agresivo, de hecho, lo será menos de lo que se pensaba y ello hizo posible una caída de la libra que fue la que posiblemente impulsó al Ftse 100 británico. "Los tipos de interés probablemente subirán sólo gradualmente a lo largo de un extenso periodo de tiempo", afirmó en declaraciones a Bloomberg Colin Ellis, de Moody's Investors Service. Lucy O'Carroll, economista jefe de Aberdeen Standard Investments, por su parte, justifica la escasa agresividad de la autoridad monetaria británica: "La inflación ha subido notablemente, pero esto se debe a factores temporales. El hecho sigue siendo que los salarios no suben demasiado y los precios subyacentes tampoco, por lo que no están garantizadas más subidas sustanciales de tipos de interés en este punto".

La menor agresividad mostrada por el Banco de Inglaterra de la que se esperaba cotizó con mucha fuerza en el mercado de bonos: la rentabilidad del título británico a diez años retrocedió desde el 1,34% hasta el 1,26%.

El mercado, además de pendiente de la política monetaria británica lo está de la estadounidense. En la jornada de ayer, el comunicado tras la reunión ordinaria de sus miembros dio a entender que el mes que viene acometerá una nueva subida de los tipos de interés, a la vista de la fortaleza de la economía estadounidense y a pesar de la aún débil inflación. Es lo que ya descuenta el mercado. Pero incluso más atención que a esto se prestará al anuncio que se prevé haga hoy Donald Trump de su candidato para presidir la Fed a partir de febrero, cuando se acaba el mandato de Janet Yellen. Todo apunta que el nominado será Jerome Powell, que, de acuerdo con los analistas, garantiza continuismo en la institución.

Wall Street, tras las dudas de las primeras dos horas de negociación, parecía inclinarse definitivamente por los números verdes. Al menos el Dow Jones que, minutos después del cierre de la Bolsa europea ganaba un 0,15%. El S&P 500 se encontraba plano y el Nasdaq se dejaba alrededor de un 0,15%. A la Bolsa de Nueva York también le influían las noticias respecto a la reforma fiscal, que incluirá, según los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, la rebaja del Impuesto de Sociedades hasta el 20%, así como un impuesto del 12% a la repatriación de beneficios en el exterior de las grandes multinacionales.

El euro gana posiciones

En coherencia con ese continuismo (se llegó a pensar que Trump buscaría un perfil más agresivo, más partidario de una más rápida subida del precio del dinero), el euro ganó posiciones frente al dólar: al cierre, la moneda comunitaria avanzaba un 0,35%, hasta el nivel de 1,166 unidades.

Además, la rentabilidad de los bonos estadounidenses retrocedía desde el 2,37% hasta el 2,35%.

En el resto del Viejo Continente al margen del Reino Unido, los tipos de los bonos se mantuvieron bastante estables, con la sola excepción de España, donde la rentabilidad de los títulos a diez años subió desde el 1,46% hasta el 1,47%. Con ello, la prima de riesgo volvió a los 110 puntos básicos en la jornada en la que la jueza Lamela mandaba a prisión incondicional al vicepresidente cesado de la Generalitat, Oriol Junqueras, y a otros siete miembros del ex Govern, y ordenaba la detención de Carles Puigdemont.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,17%, hasta los 60,59 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se mantenía plano en el entorno de los 54,30 dólares.

Fotos