El Ibex baja un 0,26% y se despide de los 10.200 puntos

El interior del parqué madrileño. / Efe

El principal indicador de la Bolsa española ha cerrado sesión muy cerca de los mínimos más recientes en plena crisis catalana

CRISTINA VALLEJOMadrid

En una jornada sin ninguna alegría en los mercados, el Ibex-35 volvió a destacar por perder más que nadie. No es que el indicador sufriera un fuerte descenso, pero sí que sigue notándosele más débil que al resto de índices. El selectivo cerró con un recorte del 0,26%, para dar un último cambio en los 10.189,60 puntos, con lo que ya está muy cerca de los mínimos más recientes que marcó a principios de septiembre en los 10.125 puntos, que son, a su vez, los niveles más bajos desde marzo. Durante la primera parte de la jornada, el índice dudó entre los números rojos y los verdes, para decantarse definitivamente por los números rojos a partir de la una de la tarde.

Más información

El grueso de indicadores europeos lo hizo mejor que el español, aunque siempre dentro de la prudencia que domina a los mercados estas semanas. Así, el Ftse Mib de Milán se anotó un 0,18%, mientras que el Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa se anotaron poco menos de un 0,10%. El único que bajó más o menos en línea con el Ibex-35 fue el Ftse 100 británico, que retrocedió un 0,21%.

Mientras el selectivo español se encuentra rondando los mínimos alcanzados tras corrección registrada desde los máximos de mayo, el Dax alemán ha recuperado más de un 5%, el Cac 40 francés, alrededor de un 4,5%, al igual que el Eurostoxx 50. Y los analistas atribuyen este diferencial a la crisis catalana, que está provocando, bien que el índice no recupere, bien que se haya reanudado un goteo bajista en el indicador.

En la jornada que termina, Cellnex encabezó los ascensos del Ibex-35, con una revalorización del 1,48%. Después se colocó ArcelorMittal, con un avance del 0,88%, mientras que Red Eléctrica ganó un 0,65%. Bankia y Acerinox se anotaron alrededor de medio punto porcentual. Cautela, por tanto, en general, incluso en los valores que más compraron los inversores.

En negativo, Mapfre fue el peor, con un descenso del 2,58%, después de que ayer advirtiera de que el impacto de los últimos desastres acontecidos en Estados Unidos y México (huracanes y terremotos) llevarán a que revise a la baja sus objetivos de rentabilidad y ratio combinado. Después se colocó Aena, que retrocedió un 2,30%, después del anuncio de la dimisión de José Manuel Vargas como presidente y miembro del consejo de administración de la compañía.

A continuación se situaron Mediaset, ACS, Siemens y Meliá, con pérdidas de más de un punto porcentual.

Debilidad también en Estados Unidos

Wall Street no ayudó en nada a Europa. El Dow Jones, pese a comenzar al alza la sesión, al cierre de las plazas europeas amenazaba con entrar en números rojos, y lo mismo sucedía con el S&P 500 y con el Nasdaq. Ello, mientras Estados Unidos intenta buscar una solución diplomática a su problema con Corea del Norte, después de que ayer el ministro de Asuntos Exteriores del país asiático comunicara que se han tomado las últimas palabras de Donald Trump como una declaración de guerra.

La agenda económica de Estados Unidos fue mixta: por un lado, el precio de la vivienda de acuerdo con el índice S&P Corelogic subió en julio más de lo esperado por los analistas (un 5,8% interanual en las veinte principales ciudades del país, frente al 5,7% previsto), como el índice manufacturero de Ridchmond, pero por otro la construcción de viviendas nuevas decepcionó, como también un poco la confianza del consumidor.

En el mercado de divisas, el euro continuaba depreciándose frente al billete verde: se dejaba al cierre casi un 0,7%, hasta el nivel de 1,1768 unidades, su nivel más bajo en más de un mes.

El dólar, por su parte, ganaba más de medio punto porcentual frente a las principales monedas del mundo.

Pero más allá de las ligeras caídas de las Bolsas no vimos más movimientos hacia los activos defensivos: en el mercado de bonos reinaba la estabilidad, mientras que el oro perdía posiciones: retrocedía un 0,76% y luchaba por mantenerse sobre los 1.300 dólares.

El barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba un 1,15%, hasta los 58,3 dólares, después de haberse disparado un 3,80% en la sesión anterior y haber superado la cota de los 59 dólares por primera vez en más de dos años. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos recortaba un 0,13%, hasta los 51,85 dólares (ayer ganó un 3,20%, hasta rozar los 52 dólares, nivel que no tocaba desde el mes de abril).

Claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,26%, para dar un último cambio en los 10.189,60 puntos.

-Cellnex encabezó los ascensos, con una revalorización del 1,48%. Mapfre y Aena fueron los peores del día, con pérdidas de más de un 2%.

-El euro siguió moviéndose a la baja: al cierre se cambiaba por 1,1769 unidades.

Temas

Ibex 35

Fotos