El Ibex logra la segunda mayor subida anual y regresa a los 10.000 puntos

El Ibex logra la segunda mayor subida anual y regresa a los 10.000 puntos

A la cabeza del selectivo se han colocado Banco Sabadell y CaixaBank, que han avanzado el 6,16% y el 4,93% tras sus movimientos para sacar su sede en Cataluña

CRISTINA VALLEJOMadrid

ras la mayor caída del indicador desde el 'Brexit' llegó la mayor subida desde el pasado 24 de abril, es decir, el día después de la primera vuelta de las elecciones francesas en las que resultaron vencedores Marine Le Pen y, con mayor ventaja de la prevista, Emmanuel Macron. Dos elementos han hecho posible que el Ibex-35 rebotara un 2,51%, para dar un último cambio en los 10.214 puntos: en primer lugar, noticias sobre las intenciones más o menos cercanas en el tiempo de Sabadell, CaixaBank o Catalana Occidente de trasladar su domicilio social a otro lugar de España que no sea Cataluña; en segundo lugar, la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la sesión plenaria del Parlament prevista para el lunes en la que era de esperar que se declarara la independencia de Cataluña de manera unilateral. Este último hecho fue fundamental para que el Ibex-35 cerrara por encima de los 10.200 puntos: cuando se conoció, a primera hora de la tarde, el índice subió desde los 10.150 puntos hasta los 10.250 puntos, aunque en el último tramo del día, el índice se replegó un poco. Asímismo, también ayudó al mercado la sospecha de que los líderes independentistas puedan estar buscando evitar una inmediata declaración de independencia o, al menos, el hecho de que se muestran divididos sobre la cuestión, con una de sus facciones partidaria de crear un espacio para la negociación, según publicaba Bloomberg. 

El indicador español fue el más rentable de todos, seguido, de lejos, por el PSI-20 de Lisboa, que se apuntó un 0,78%, mientras que el Ftse 100 británico ganó algo más de medio punto porcentual y el Ftse Mib de Milán, algo menos. El que peor se comportó fue el Dax alemán, que cedió un 0,02%. 

Los dos valores más rentables del Ibex-35 fueron Sabadell, que ganó un 6,16%, y CaixaBank, que se anotó un 4,93%. El mercado acogió con agrado sus planes de trasladara sus sedes fuera de Cataluña, porque de esa manera aminoran los riesgos en el caso de un escenario político más complejo. 

Después, compañías del sector de las infraestructuras: Ferrovial, Acciona y ACS ganaron un 3,89%, un 3,71% y un 3,55%, por ese orden. 

También rebotaron las 'utilities', con Iberdrola y Endesa en cabeza, con ganancias de un 3,12% y un 2,99%, respectivamente. Quizás por la caída de las rentabilidades de los bonos que también vimos, la otra cara de la moneda de la reducción del riesgo político que parece que ha cotizado hoy la Bolsa. 

Después, otros tres 'blue chips': Telefónica y Santander se anotaron casi un 3%, mientras que BBVA se anotó un 2,77%. Ello implica que el dinero volvió de manera generalizada a los activos españoles. La superación de los 10.000 a partir de media sesión aceleró la entrada de dinero por la existencia de órdenes automáticas de compra en esos niveles. 

En negativo, únicamente dos valores: IAG, que retrocedió un 0,69%, y Meliá Hotels, que retrocedió un 0,54%. Entre los peores, pero ya en verde, sólo cinco valores ganaron menos de un punto porcentual: Siemens Gamesa, Colonial, Abertis, Acerinox y Merlin Properties. 

Baja la prima de riesgo española

El mismo movimiento de distensión que se observó en la renta variable se vio también en la renta fija. El rendimiento de los bonos españoles a diez años retrocedió desde el 1,75% hasta el 1,68%. El interés de los bonos italianos también bajo, pero en menor dimensión: desde el 2,18% hasta el 2,14%. En cambio, la rentabilidad del bund alemán se mantuvo en el 0,45%. Ello provocó que las primas de riesgo se estrecharan: la de España, desde los 130 hasta los 123 puntos básicos; la de Italia, desde los 173 hasta los 169 puntos básicos. 

En el mercado de divisas, vimos una caída del euro: al cierre de la sesión, retrocedía alrededor de un 0,4% frente al billete verde, para colocarse el tipo de cambio en 1,1710 unidades. Ello, posiblemente, por los buenos datos macro que conocimos en Estados Unidos, como el paro semanal, mejor de lo esperado, así como los pedidos de fábrica y las órdenes de bienes duraderos. Además, el déficit comercial americano se estrechó hasta su mejor cifra de los once últimos meses. 

Más información

La agenda macro americana hacía posible que los índices americanos encadenaran su octava sesión consecutiva de ascensos. En particular para el S&P 500, ésta es la secuencia alcista más larga desde julio de 2013. Los comentarios de dos miembros de la Fed, John Williams y Patrick Harker, a favor de subidas de tipos no frenaron a los índices de Wall Street. Y eso que el interés de los títulos americanos a diez años subía desde el 2,32% hasta el 2,35%. 

En la sesión de mañana, atención a la publicación del informe oficial de empleo correspondiente al mes de septiembre: se espera que la tasa de paro se mantenga en el 4,4%, con la creación de 80.000 nuevos puestos de trabajo en la economía no agrícola, prácticamente la mitad que en agosto (156.000). 

En el mercado de materias primas, leve caída del precio de la onza de oro: bajaba un 0,14%, hasta los 1.273 dólares. 

En cambio, subía el precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,11%, hasta rozar los 57 dólares, mientras que el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 0,28%, hasta recuperar los 50 dólares perdidos en la jornada anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos