El Ibex-35 choca con los 10.300 y cierra por encima de los 10.200

La Bolsa de Madrid. /Efe
La Bolsa de Madrid. / Efe

El selectivo cierra la sesión con una subida del 0,35%, para dar un último cambio en los 10.216,80 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 comenzaba la sesión dudando entre los números rojos y los verdes. A partir de la una de la tarde el indicador entró claramente en positivo, para marcar máximos del día a las puertas de los 10.300 puntos a las cuatro de la tarde. Al cierre, subía un 0,35%, para dar un último cambio en los 10.216,80 puntos. Como la semana pasada hiciera en hasta siete ocasiones, el selectivo español chocó con los 10.300 puntos, una resistencia importante, y no logró rebasarlos. No sólo eso, sino que además en el último tramo de la jornada se vino abajo.

Como también ocurrió la semana pasada -y a diferencia de lo que pasó ayer-, el Ibex-35, pese al adelgazamiento de las ganancias desde primera hora de la tarde, fue el más rentable de la sesión en Europa. De hecho, fue el único de los grandes que terminó en verde. El peor fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 0,40%. El Dax alemán, el PSI-20 de Lisboa y el Cac 40 francés retrocedieron alrededor de un 0,05%.

De todas maneras, con su revalorización en el año cercana al 10%, aún está lejos de la subida que acumula el Ftse Mib de Milán, que sube más de un 16%, o de la del Dax alemán, que gana un 13%, y más aún del avance del Nasdaq, que registra una revalorización de más del 23%.

En el mercado de deuda, la rentabilidad de los bonos se mantenía más o menos estable. El rendimiento de los títulos españoles a diez años bajaba desde el 1,55% hasta el 1,54%. El de los alemanes, desde el 0,37% hasta el 0,36%. Con ello, la prima de riesgo de España se mantenía levemente por debajo de los 120 puntos básicos.

Siemens Gamesa rebota

La subida del Ibex-35 se apoyó en el relevante rebote de Siemens Gamesa, que se anotó un 2,47%. También IAG se apuntó más de dos puntos porcentuales. Mediaset, Acciona, Ferrovial, el Santander e Inditex ganaron más de un punto porcentual.

En el sector financiero destacaron también el Sabadell y Bankinter, con ganancias de un 0,92% y de un 0,79%, respectivamente. Y, entre los grandes, también cerró en verde Iberdrola (0,30%) además de BBVA (0,12%).

En rojo, Meliá fue el peor, con un descenso del 1,62%. Después se colocó Técnicas Reunidas, con un retroceso del 1,01%. Dia e Indra perdiendo alrededor de un 0,90%.

Y si hubo «blue chips» entre los mejores, también los hubo entre los que terminaron a la baja, como Telefónica, que bajó un 0,75%, y Repsol, que se dejó un 0,23%.

Enagás acabó prácticamente sin cambios (-0,02%) la sesión en que hizo públicos sus resultados.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, el valor que destacó fue OHL, que se disparó un 43,69%, después de vender su filial de concesiones. Después se colocaron los títulos 'B' de Abengoa y Sniace, ambos con ganancias de más del 9%. En negativo, el peor fue Borges-Bain, con una caída del 4,29%.

Si en la jornada de ayer, los valores españoles que cotizan en el Eurostoxx 50 se colocaron entre los peores del día de ese indicador paneuropeo, hoy destacaron Santander e Inditex entre los mejores.

Euro y referencias macro

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria se depreciaba alrededor de un 0,40% frente al dólar, para situarse el tipo de cambio en el entorno de 1,175 unidades.

En Estados Unidos, contamos con varias referencias macroeconómicas. Por ejemplo, el dato de producción industrial del mes de septiembre, que cumplió expectativas, al crecer un 0,3%. Aunque decepcionó un poco el porcentaje de uso de la capacidad instalada, que se situó en el 76%, por debajo del 76,2% estimado. Además, el índice de confianza del sector de la promoción inmobiliaria superó lo previsto, al pasar de los 64 a los 68 puntos, su nivel más alto de los cinco últimos meses, cuando se esperaba que se mantuviera estable.

También en Europa tuvimos referencias importantes. Por ejemplo, el índice Zew, que mide la confianza inversora en Alemania y en el conjunto de la zona euro fue un poco decepcionante. El alemán en su capítulo de expectativas subió apenas desde los 17 hasta los 17,6 puntos, cuando los analistas habían previsto que subiera hasta los 20 puntos. El europeo cayó desde los 31,7 hasta los 26,7 puntos.

Quizás ese combinado de datos de Europa y Estados Unidos explica la evolución del euro frente al billete verde. A ello hay que añadir otro factor más: la revisión a la baja de las expectativas de crecimiento del Gobierno para España como consecuencia de la crisis política. Y otro más que también venía de Estados Unidos: el creciente temor a que el próximo presidente de la Reserva Federal norteamericana sea más agresivo con la política monetaria. El último nombre con el que se especula es John Taylor, que parece haber impresionado al presidente Donald Trump en una entrevista la semana pasada.

Los índices de Wall Street, por su parte, se mantenían prácticamente en tablas, con Goldman Sachs encabezando los descensos del Dow Jones tras haber presentado los resultados del tercer trimestre. El mínimo avance del Dow Jones le hacía posible rebasar la cota de los 23.000 puntos por primera vez en la historia. Morgan Stanley, que no cotiza en el Dow Jones y que también hizo públicos sus números a media sesión, hora española, se anotaba un 0,90%.

Temas

Ibex 35

Fotos