La banca salva al Ibex del susto chino

El selectivo cerró la sesión con un mínimo avance del 0,02%, para dar un último cambio en los 10.428,30 puntos

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzó la jornada ganando posiciones, para marcar máximos del día a las once y media de la mañana en el entorno de los 10.470 puntos. A partir de ahí perdió lo ganado vertiginosamente para amenazar con los números rojos. Dudando entre las pérdidas y los avances estuvo desde las doce de la mañana hasta el final. Al cierre dio un último cambio en los 10.428 puntos, lo que supone un mínimo avance del 0,02%. 

En la jornada de ayer el foco de inestabilidad fue el Banco de Japón, que decidió reducir las compras de deuda a mayor plazo, lo que tiró al alza de los tipos de los bonos a nivel global, muy especialmente de los de Estados Unidos. Lo que hizo Japón fue recordar el nuevo tiempo que se avecina en cuestiones de política monetaria. 

En la jornada de hoy, la fuente de preocupación ha sido China. Según ha informado Bloomberg, los funcionarios del país asiático no parecen ser ya tan proclives a comprar activos de deuda estadounidense porque, en su opinión, han perdido atractivo. De hecho, han recomendado adquirir menos títulos o detener las compras. Con ello, la rentabilidad del bono americano a diez años, que ayer superaba la barrera del 2,5% por primera vez desde marzo del año pasado, llegaba en la jornada de hoy hasta el 2,58%, nivel también que no se veía desde marzo del año pasado. 

Avances también en los intereses de los bonos de la periferia europea. El interés del título español a diez años se acercaba al 1,55%, mientras que el de su comparable italiano se asentaba sobre el 2%. Mientras tanto, la rentabilidad del bono alemán a diez años sí se mantenía estable en el 0,54% en que había cerrado ayer. 

Los tipos de los bonos favorecen a la banca

El aumento de los intereses de los bonos ha favorecido al sector financiero y en el Ibex-35, los mejores valores sin excepción han sido los bancos. El Sabadell ha sido el más rentable, con una revalorización del 4,04%. Después se colocó Bankia, con una subida del 2,84%. Santander y Caixabank han sumado alrededor de un 2,4%. Mientras tanto, Bankinter se ha apuntado un 1,79%.

Después se han situado Dia, Meliá y BBVA, los tres con subidas de más de un 1%. Acciona ha subido justo un punto porcentual. 

Además de éstos, muy pocos valores más al alza: Acciona, Técnicas Reunidas, Mapfre, ArcelorMittal y ACS.  En rojo, Cellnex ha sido el peor valor, con un recorte del 3,5%. Después, Colonial, Inditex, Gamesa y Aena, con pérdidas de más de un 2%. 

En el Eurostoxx 50 hemos visto algo parecido: apenas una decena de sus valores se han salvado de los recortes y entre ellos han dominado los del sector financiero con, además de los bancos españoles, Intesa SanPaolo, ING, Deutsche Bank, Société Générale y BNP Paribas entre ellos. 

Wall Street sí sucumbe a China

En el mercado de divisas, lo que provocó China fue una intensa caída del dólar frente al conjunto de las principales divisas: el US Dollar retrocedía un 0,34%. Mientras tanto, el euro, al cierre de la sesión europea avanzaba un 0,3% frente al billete verde, hasta 1,1970 unidades, aunque en cuanto se conoció la noticia procedente de China, a media sesión, el tipo de cambio superaba el nivel de 1,20 unidades. 

Si en la jornada de ayer los indicadores de Wall Street aguantaban en verde a la noticia de Japón, en la sesión de hoy la Bolsa de Nueva York sufría caídas. El Dow Jones bajaba un 0,14%, mientras que el S&P 500 se dejaba un 0,20% y el Nasdaq, cerca de medio punto porcentual.

En el Viejo Continente, hubo tres indicadores en positivo: el Ftse Mib de Milán fue el mejor, con una revalorización del 0,66% (¿ha influido que Berlusconi haya dicho que Italia debe permanecer en el euro y que la Liga Norte -de extrema derecha y con inclinaciones euroescépticas- está de acuerdo en que abandonar la Unión Monetaria sería un desastre?). También al alza terminó el Ftse 100 británico, con una subida del 0,23%. El PSI-20 de Lisboa sumó un 0,07%. 

En rojo, el peor, el Dax alemán, que bajó un 0,78%. El Cac 40 francés, mientras, retrocedió un 0,35%. Posiblemente a estos dos índices les afecta más que el euro se aprecie, porque tienen más componentes con sesgo exportador. 

El que sí continuaba al alza era el petróleo después de que se conociera que los inventarios de crudo en EE.UU. han caído por octava semana consecutiva, aunque menos de lo esperado. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba por tercera sesión seguida, para rebasar la barrera de los 69 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subía un 0,91%, hasta los 63,5 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos