Leonoticias

La banca salva al Ibex de los descensos

Parqué madrileño.
Parqué madrileño. / Emilio Naranjo (Efe)
  • La Bolsa cierra la sesión con una subida del 0,11%, para dar un último cambio en los 8.778,30 puntos

  • CaixaBank es el valor del Ibex-35 que más gana, con una revalorización del 3,17%. Merlin Properties es el peor valor del índice, con un descenso de cerca de un 2%

  • La rentabilidad del bono español a diez años supera de nuevo el 1%, mientras el rendimiento de los títulos alemanes se coloca al cierre cerca del 0%

El Ibex-35 comenzaba la jornada en el entorno de los 8.680 puntos, para perforar ese nivel poco después, lo que suponía un descenso de algo más de un punto porcentual. A partir de ahí, el índice fue recuperando posiciones, para terminar el día prácticamente plano: dio un último cambio en los 8.778,30 puntos, lo que supone un avance del 0,11%. 

Con este cierre, se colocó entre los mejores índices del día, sólo por detrás del Ftse Mib de Milán, que se anotó un 1,03%. El resto de indicadores terminaron a la baja, aunque sus pérdidas eran más reducidas que las que sufrían en la apertura. El peor fue el PSI-20 de Lisboa, que retrocedió un 1,31%, mientras que el Ftse 100 británico perdió un 0,58%. El Dax alemán y el Cac 40 francés perdieron alrededor de un 0,3%. 

A ese cierre en verde contribuyeron sobre todo los bancos. CaixaBank fue el que más ganó, con una revalorización del 3,17%. Después se colocó el Popular, que se anotó un 2,45%, mientras que Mapfre se apuntó un 2,18%, y BBVA, justo un 2%. Bankia, mientras, ganó un 1,87%. También más de un punto porcentual ganaron Sabadell, Santander y Bankinter. Pero esto también sucedió en Europa, porque el sector más rentable fue el bancario: así, dentro del Eurostoxx 50, BNP lideró los avances con una subida del 3,41%, seguido de AXA, Intesa SanPaolo y Société Générale, que ganaron más de un 3%, mientras que Deutsche Bank se apuntó un 2,77%. Entre los diez valores más rentables del día, también BBVA, ING y el Santander. Ello, posiblemente, por las expectativas de subidas de los tipos de interés en Estados Unidos y una reducción paulatina de los estímulos en el Viejo Continente. Hay que tener en cuenta que los resultados de las entidades financieras se están viendo presionados por los bajos tipos oficiales.

También ayudó al índice al Ibex-35 a terminar la jornada en positivo otro 'blue chip', Repsol, que terminó el día con una subida del 0,82%. 

En negativo, Merlin Properties fue el peor, con un descenso de casi un 2%, seguido de Red Eléctrica, que perdió un 1,73%. Aena, mientras, se ha dejado un 1,58%. Amadeus, Ferrovial, Telefónica, Acerinox y Endesa también retrocedieron más de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Sniace fue el valor que más ganó, con una subida del 10,67%, seguido de Solaria y Tubos Reunidos, que ganaron más de un 8%. San José y Coemac fueron los peores valores del día, con pérdidas de más de un 3%. 

Wall Street, las divisas y la deuda

Wall Street, por su parte, comenzaba la sesión con ligeros ascensos, de alrededor de un 0,6% en el caso del Nasdaq y del Dow Jones, y de alrededor de un 0,35% en el S&P 500. Ello después de una agenda económica de la jornada mixta porque, por un lado, el informe de empleo publicado por la agencia privada ADP fue peor de lo esperado, al mostrar la creación de 154.000 nuevos puestos de trabajo en septiembre, frente a los 165.000 estimados. Pero el índice de gestores de compras del sector servicios americano, el mayor segmento de la primera economía del mundo, superó expectativas y marcó su nivel más alto del último año. También las cifras de pedidos de fábrica superaron expectativas y estos últimos indicadores parecieron pesar más en el ánimo de los inversores que el de empleo, sobre todo a tenor de lo ocurrido en el mercado de divisas y en el de deuda. 

El tipo de cambio entre el euro y el dólar se mantenía ligeramente por encima de 1,12 unidades, pero por debajo de los niveles de la mañana, cuando se situaba en el entorno de 1,1230 unidades, debido, posiblemente, a los datos macro americanos, que provocaron una leve apreciación del billete verde frente al euro. 

En el mercado de deuda, vimos una significativa subida de los intereses de los bonos después de conocida la agenda económica americana, en primer lugar, y después de que ayer saltara el rumor de que el BCE aplicará recortes paulatinos en sus compras de activos antes de que llegue el final del programa en marzo de 2017. Así, el interés del bono español a diez años superó de nuevo el 1% y se colocó en el 1,04%, mientras que el rendimiento de los títulos alemanes a diez años estuvo a punto de entrar en positivo: al cierre se colocaba en el -0,01%. Mientras tanto, el rendimiento de los bonos americanos se colocaba en el 1,72% al cierre de la sesión europea. 

En el mercado de materias primas, fuerte subida del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,15%, hasta rozar los 52 dólares, su nivel más alto desde principios de junio. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba cerca de un 2%, hasta los 49,64 dólares. Ello debido a una caída de los inventarios de crudo en Estados Unidos por quinta semana consecutiva. Éste también puede ser un factor en el que se apoyó la renta variable americana para subir. 

El oro, tras la fuerte caída de la sesión anterior, en que retrocedió desde los 1.311 dólares hasta los 1.268, se mantenía más o menos plano.