Leonoticias

El Ibex cierra en positivo, instalado en los 8.700 puntos

El Ibex cierra en positivo, instalado en los 8.700 puntos
  • El selectivo gana un 0,2%, situándose a la cola de las subidas registradas en las principales plazas europeas

El selectivo español comenzaba la jornada queriendo atacar los 8.800 puntos y logró rebasarlos en los primeros cambios de la sesión, pero a partir de las diez y media de la mañana, el índice se vino abajo, para entrar en números rojos a las doce y media de la mañana. Remontó a partir de la una y a primera hora de la tarde intentó y logró en un par de ocasiones volver a conquistar los 8.800 puntos. Mostró cierta resistencia a consolidar ese nivel y de hecho al final de la sesión se le escapó. Al cierre, daba un último cambio en los 8.769 puntos, lo que supone una revalorización del 0,20%.

Los números verdes fueron generalizados en toda Europa, y mayores en el centro del continente, aunque sobre todo en Londres, donde el Ftse 100 británico ganó un 1,3%, para rondar sus niveles máximos históricos, con la libra en niveles más bajos aún que los del post-Brexit. El Cac 40 francés ganó un 1,11%, mientras que el Dax alemán se apuntó un 1,03%. El PSI-20 de Lisboa, por su parte, se anotó un 0,80%. Los que se quedaron atrás fueron el selectivo español y el italiano, porque este último se anotó un 0,21%, prácticamente lo mismo que el Ibex-35. Y eso que el FMI revisó al alza las previsiones económicas para España y a que el paro del mes de septiembre fue mejor de lo esperado por los analistas.

Al selectivo español le fallaron pocos valores. El peor de todos fue Mediaset, con una caída del 1,60%, seguido de IAG y de Ferrovial, que se dejaron un 1,08% y un 1,06%, respectivamente. Después se colocaron Red Eléctrica e Indra, que perdieron alrededor de un 0,6%. Iberdrola, Gas Natural, Abertis, Popular y Telefónica completaron la lista de compañías en negativo, con pérdidas de entre un 0,4% y un 0,2%.

Tampoco se unió a las ganancias Merlin Properties, que terminó la sesión en tablas.

Bankinter fue el más rentable de todos, con una revalorización del 1,57%. Después se colocaron Dia, Acerinox y Meliá, con ganancias de algo más de un 1,5%. Mapfre, Repsol y Bankia también ganaron más de un 1%.

Entre los grandes valores, tras Repsol, lejos, BBVA e Inditex, que subieron cerca de medio punto porcentual. Mientras, el Santander ganó un 0,18%.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Biosearch fue el valor más rentable, con una subida del 12,38%, seguido de Coemac, que ganó cerca de un 9%. En negativo, el peor fue GAM, que se dejó un 4,55%.

En el Eurostoxx 50, pocos valores en negativo, apenas siete de ellos, tres 'utilities': además de Iberdrola, E.On y Engie, que retrocedieron alrededor de medio punto porcentual.

Deutsche Bank cerró la sesión en verde: ganó un 1,51%, fiándose quizás los inversores de que será posible un recorte de su multa, para que vaya más en consonancia con la que han sufrido los bancos americanos por causas similares.

     

     

Estados Unidos, la Fed y el BCE

     

La volatilidad mandaba en los primeros cambios de Wall Street, aunque a quince minutos del cierre de las plazas del Viejo Continente, los inversores se inclinaban por las ventas moderadas. Ello acompañado de una depreciación del euro respecto al billete verde: al cierre de la sesión europea retrocedía medio punto porcentual, hasta 1,1157 dólares. Ello debido a comentarios favorables a las subidas de los tipos de interés por parte de miembros de la Reserva Federal norteamericana. Loretta Mester, presidenta de la Fed de Cleveland, afirmó que la economía está preparada para una subida de los tipos de interés y añadió que no hay que descartar la de noviembre como una reunión en la que puede decidirse el endurecimiento monetario. Lo mismo sucedió con el presidente de la Fed de Richmond, Jeffrey Lacker, que urgió que el banco central americano suba los tipos de interés ante un posible repunte de la inflación que requerirá encarecimientos del precio del dinero más rápidos en el futuro. Ello ha provocado que la probabilidad de una subida de los tipos de interés en diciembre haya subido hasta el 61%, lo que supone un incremento de diez puntos porcentuales respecto a hace una semana. Aunque el mercado contará con una pista definitiva el próximo viernes, cuando se conozca el informe oficial de empleo del mes de septiembre.

En el mercado de deuda, vimos una leve subida de la rentabilidad de los bonos americanos, desde el 1,62% hasta el 1,64%. Pero en Europa los intereses, se mantenían o estables (en el -0,09% en Alemania) o levemente a la baja, como el de España (al retroceder desde el 0,93% hasta el 0,92%). Algo más caía el rendimiento de los títulos portugueses a diez años (del 3,37% al 3,30%).

En el mercado de deuda, además de influir las noticias procedentes de Estados Unidos y sus tipos de interés, también había que contar con los rumores procedentes del Banco Central Europeo y que saltaron tras el cierre de las plazas del Viejo Continente. El BCE podría, antes del fin del programa de compra de bonos en marzo de 2017, gradualmente, ir reduciendo sus compras de activos, a ritmos de 10.000 millones de euros mensuales, con el fin de reducir el impacto del fin del programa, de dejar de comprar activos de golpe, aunque tampoco se descarta que se prolongue más allá de marzo del año que viene tal cual está diseñado en estos momentos, es decir, con 80.000 millones de euros al mes. El mercado se apresuró a cotizar el rumor del 'tapering' y tras el cierre de las Bolsas los tipos de interés de los bonos se vinieron arriba: la rentabilidad del bono español repuntó hasta el 0,97%, mientras que el interés de los títulos alemanes recuperó algo hasta el -0,06%. Además, el euro, puntualmente, recuperó posiciones respecto al billete verde. Este proceso de ir comprando cada vez menos activos se conoce con el nombre de 'tapering' y ya lo desarrolló la Reserva Federal norteamericana.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, aunque comenzó la sesión en negativo, a media sesión remontaba: avanzaba algo más de medio punto porcentual y rebasaba los 51 dólares. No superaba esta cota desde principios del mes de junio. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cedía un 0,25% al cierre de la sesión europea, hasta los 48,69 dólares.

     

Temas