Leonoticias

El Ibex-35 corrige, pero menos que Europa y mantiene los 9.000

Panel en el parqué madrileño.
Panel en el parqué madrileño. / Fernando Alvarado (Efe)
  • El selectivo español cierra la sesión con un recorte del 0,83%, para dar un último cambio en los 9.025,50 puntos

Pese a haber aguantado bastante bien la decepción propinada por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, al no avanzar ni un alargamiento del programa de compra de bonos ni una transformación para hacerlo más eficaz, el selectivo español hoy ha sucumbido a los descensos. El índice sólo por poco ha logrado salvar los 9.000 puntos: ha sufrido un descenso del 0,83%, para dar un último cambio en los 9.025 puntos.

El selectivo español fue, pese a todo, el mejor índice de Europa. El PSI-20 de Lisboa fue el peor, con un descenso del 1,46%, seguido del Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,26%. El Ftse 100 británico, mientras, retrocedió un 1,19%. El Cac 40 francés también perdió más de un 1% y el Dax alemán, con su caída del 0,95%, cerca estuvo.

En la semana, el selectivo español ha sido el único de entre los grandes en acumular subidas: en particular, de un 1,31%, frente a la caída del 0,86% que ha recogido al final el índice paneuropeo Eurostoxx 50.

Muy pocos valores del selectivo español han logrado cerrar la sesión en positivo. El más rentable de todos ha sido CaixaBank, con una revalorización del 1,52%. A continuación, Indra y el Sabadell, que han sido los otros valores que se han anotado más de un punto porcentual. A continuación, el Popular, que se ha apuntado un 0,97%. Mapfre, Gamesa, Mediaset y Bankia han completado la lista de acciones en verde.

En negativo, ArcelorMittal ha sido el peor, con un descenso del 3,25%. Después se ha colocado Merlin Properties, con un retroceso del 3,18%. Aena, por su parte, se ha dejado algo más de un 2%. Las caídas de Dia e Inditex se han acercado al 2%. Entre los valores más bajistas, también Abertis, que cedió un 1,71%, mientras que Red Eléctrica y Grifols se han dejado alrededor de un 1,60%. También pérdidas de más de un 1% para Repsol, Gas Natural, Meliá, Acerinox, Viscofán y Acciona.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Sniace fue el valor más rentable, con una subida superior al 22%, mientras San José ganó más de un 11%. En rojo, GAM fue el peor, con un recorte del 4,55%, seguido de Coemac, que se dejó un 3,33%. Estos dos fueron los únicos valores que cayeron más que ArcelorMittal y Merlin Properties. 

En el Eurostoxx 50, sólo nueve valores se salvaron de los recortes, con Deutsche Bank encabezando los números verdes con su revalorización del 4,12%. El peor fue Deutsche Post, con su caída del 2,89%.

En la semana, en el Ibex-35 ha destacado Telefónica, con su revalorización del 6%, seguido de IAG, que ha ganado un 5,85%. En negativo el peor fue Merlin Properties, con un retroceso del 4,61%.

Wall Street, de nuevo clave

Las caídas se han visto acentuadas a partir de la apertura de la Bolsa de Nueva York en negativo. Además, con pérdidas superiores al punto porcentual, algo a lo que no estamos habituados este verano, en el que los movimientos tanto al alza como a la baja han sido bastante contenidos. Desde el 27 de junio el Dow Jones no caía más de un punto porcentual.

En los descensos de la Bolsa de Nueva York influían unos datos macroeconómicos que volvieron a ser regulares, como los inventarios y las ventas al por mayor. Y ello combinado con las declaraciones del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, que advirtió sobre el peligro de sobrecalentamiento de la economía americana y el incremento de los riesgos para la estabilidad financiera si se espera demasiado antes de subir los tipos de interés. Al mercado le sentó mal la combinación de malos datos económicos (no sólo los de hoy, también los de confianza de los sectores industrial y servicios en los últimos días, así como los de empleo del mes de agosto, que también fueron algo decepcionantes) con un incremento de la probabilidad de una subida cercana del precio del dinero. De hecho, la probabilidad de una subida de los tipos de interés en septiembre subió hasta el 38%, lo que supone un crecimiento de 16 puntos frente a las cifras del miércoles, de acuerdo con el mercado de futuros.

¿Se ha roto la complacencia en los mercados tras dos meses de calma y subidas?, ¿lo han hecho los bancos centrales?

Fuertes subidas de los intereses de la deuda

Casi más que la Bolsa sufrió la renta fija. La decepción de Draghi por no anunciar más estímulos sumada a las declaraciones de Rosengren sobre los tipos americanos provocaron fuertes avances en las rentabilidades de los bonos. El interés del bono español a diez años subió desde el 0,98% hasta el 1,08%. Antes de hablar Draghi ayer se encontraba por debajo del 0,090%. El interés del bono italiano avanzaba desde el 1,15% hasta el 1,25%. Y, mientras, el de su comparable alemán subía por debajo del 0% por primera vez desde el 15 de julio y se colocaba en su nivel más alto desde finales de junio.

La rentabilidad del bono americano se disparaba desde el 1,60% hasta el 1,67%, su nivel más alto desde el 23 de junio.

En el mercado de divisas, tuvieron más peso las declaraciones de Rosengren que las nuevas expectativas menos expansivas del Banco Central Europeo. Así, el euro pasó de cambiarse por 1,1260 unidades a hacerlo por poco más de 1,12.

El dólar ganaba un 0,4% respecto a la cesta de principales monedas del mundo.

En el mercado de materias primas, recogida de beneficios: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 2,5%, hasta los 48,73 dólares tras haber atacado la sesión anterior el nivel de los 50 dólares tras la publicación de una caída de las reservas de crudo americanas. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 1,74%, hasta los 46,79 dólares.

El precio del oro también se movía a la baja: retrocedía un 0,3%, hasta los 1.334 dólares.

Temas