El mercado de futuros anticipa precios altos de la luz para todo 2018

El mercado de futuros anticipa precios altos de la luz para todo 2018

La electricidad disparó su coste un 15,6% el último mes en el 'pool' mayorista, su segundo valor más alto desde el máximo de enero

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Se avecinan curvas y cuestas empinadas para los consumidores eléctricos. Los malos pronósticos que se vienen dando estas semanas desde distintas instancias, incluido el Gobierno, se vieron empeorados este miércoles con el último análisis de la evolución del llamado mercado de futuros.

El precio de la luz en ese ‘pool’ –donde se fijan los precios para la tarifa del Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC), esto es, la regulada– cerró octubre a 56,79 € por megavatio y hora (MWh), con un incremento del 15,6% respecto al mes anterior y del 7,5% sobre octubre de 2016. Deja así atrás la moderación de este verano –entre julio y septiembre estuvo por debajo de 50 euros– e incluso aumenta un 11,3% comparado con el promedio en octubre de los últimos cinco años.

El máximo anual de ese mercado mayorista diario se registró, no obstante, en enero (71,52 euros), cuando el precio de la luz se disparó un 95,8% en tasa interanual. Pero no ha habido mes de 2017 que no subiera (en febrero, abril y mayo incluso lo hizo por encima del 80), si bien desde julio los incrementos respecto al mismo período de 2016 ya eran inferiores al 20%.

Con todo, la cotización de la electricidad en ese ‘pool’ ha aumentado un 48,8% desde enero. Sin embargo, la media del precio anual aplicado a comercializadores libres y consumidores directos ha crecido menos de la mitad: un 21% hasta quedar en 59 euros por MWh.

El mes pasado el mercado no solo anticipó un encarecimiento de la luz para el primer trimestre de 2018 sino en «toda la curva de largo» (los otros tres trimestres)», apuntan los analistas del grupo ASE, especializado en estudios sobre el sistema energético y la evolución del ‘pool’.

Un 'mix' descompensado

Lo peor es que no ven signos de que el panorama cambie a corto plazo ante la posible paralización del parque nuclear francés en los próximos meses, clave en las interconexiones. Además, el ‘mix’ energético se está viendo claramente descompensado porque el petróleo, el carbón y el gas siguen con su coste al alza mientras que la producción hidráulica es ahora mismo la más baja desde al menos 1990 (el comienzo de la serie estadística histórica) por la sequía.

En esta tesitura, y para satisfacer una demanda que el mes pasado creció un 1,6% (según cifras del operador red eléctrico, que sitúa el incremento anual acumulado en solo seis décimas), la aportación de otras fuentes de energía ha aumentado pero elevando a la vez sus tarifas. En este sentido, las mayores subidas en los precios de casación (que luego determinan el del ‘pool’) se registraron en la electricidad procedente de las centrales de ciclo combinado, que se pagó un 14,4% más cara, y también de las renovables, cuyo coste creció un 17,8% al haber menos oferta por las condiciones meteorológicas adversas para la producción verde.

Fotos