La «incertidumbre» frena el comercio de Castilla y León con el resto de comunidades en el tercer trimestre de 2017

La «incertidumbre» frena el comercio de Castilla y León con el resto de comunidades en el tercer trimestre de 2017Gráfico

Las ventas a otras autonomías caen un 0,3%, mientras crecen un 5,2% dentro de la Comunidad y un 0,7%, con el extranjero

ICAL

El comercio de bienes de Castilla y León con otras autonomías frenó su crecimiento, previsiblemente por la «incertidumbre» que se vive en el país, durante el tercer trimestre del año. Este efecto se dejó sentir tanto en las ventas como en las compras a otras comunidades. Sin embargo, el conjunto de relaciones comerciales alcanzó una producción efectiva (ventas interiores y exteriores) de 11.130 millones, un 1,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, cuando entre abril y junio se elevó un 2,2 por ciento y entre enero y marzo, un siete por ciento.

El último informe del proyecto C-Intereg, que elabora el Centro de Predicción Económica (Ceprede) consultado por Ical, refleja que el comercio interior de bienes se desacelera por lo que se pregunta si se trata de signos de «incertidumbre». En conjunto, solo las importaciones internacionales y el comercio «intra» (consumo interno) demostraron fortaleza, mientras el restos se mantuvieron «muy débiles».

Las cifras sobre el comercio de bienes de Castilla y León constatan un ligero decrecimiento de las exportaciones a otras comunidades en el tercer trimestre de 2017, con un descenso del 0,3 por ciento, hasta los 4.641 millones. Esta rebaja contrasta con el aumento del 15,9 por ciento contabilizado entre abril y junio del pasado año y el 7,5 por ciento registrado en el primer trimestre. Por el contrario, el comercio interno dentro de la Comunidad repuntó un 5,2 por ciento, dos décimas más que en el trimestre anterior, con 2.933 millones.

Igualmente, las ventas a otros países del mundo crecieron un 0,7 por ciento, hasta los 3.556 millones, mientras que en el segundo trimestre de 2017 descendieron un 12,3 por ciento, hasta los 4.007 millones.

Por lo que respecta a las importaciones totales, pusieron fin a su ritmo expansivo, con un descenso del 0,64 por ciento, aunque con un comportamiento diferente en las relaciones con España, a la baja, y otros países, que siguieron al alza. En concreto y siempre según las cifras elaboradas por Ceprede, las compras a otros territorios en España sumaron entre julio y septiembre los 4.132 millones de euros, que representan un importante descenso del 5,6 por ciento, frente al del arranque del año del 19,2 por ciento, cuando se adquirieron bienes por 4.506 millones, y del 12,4 por ciento de abril a junio.

El aumento de las exportaciones a otros países estuvo acompañado de un incremento importante de las importaciones, que sumaron en el tercer trimestre del año 2.976 millones de euros, un 7,1 por ciento más que en 2016, aunque muy por debajo del crecimiento experimentado en los tres primeros meses del ejercicio del 12,8 por ciento, con un volumen en cifras absolutas de 3.497 millones de euros.

Balanza comercial

Las cifras de ventas al exterior frente a las compras arrojaron un resultado positivo de la balanza comercial, aunque con un superávit superior al trimestre anterior. En concreto, el comercio con otros países aportó al superávit de Castilla y León 580 millones de euros, aunque esa cifra representa una rebaja del 23 por ciento respecto al resultado obtenido un año atrás.

Esa circunstancia fue paliada en parte por el comercio con otras autonomías, que permitió unos ingresos a Castilla y León de 509 millones, con un aumento del 83,3 por ciento. Así, en su conjunto, el superávit de la balanza comercial se situó en 1.089 millones, un 5,62 por ciento por encima al de 2016 por las mismas fechas, que se situó en los 1.031 millones.

La balanza comercial global de la Comunidad durante los primeros nueve meses se situó en los 2.514 millones, frente a los 3.611 millones del mismo periodo del año anterior.

Contenido Patrocinado

Fotos