Así justifica Báñez su «primavera del empleo»

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ayer en el Congreso. / EFE

La ministra alega una recuperación «sólida, sana y social» del mercado de trabajo tirando de los datos más favorables de la última EPA

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La comparecencia de la ministra de Empleo ayer en el Congreso de los Diputados derivó por unos derroteros distintos para los que había sido llamada a intervenir en comisión: Fátima Báñez dedicó la mayor parte de su discurso a alabar la política laboral del Gobierno -y apenas unos minutos a la prórroga del Plan Prepara, que era el motivo de su presencia-, indicando que la recuperación del empleo es "sólida, sana y social". Es más, llegó a indicar que España se encontraba ante una "primavera del empleo", esto es, una época dorada inimaginable hace cuatro o cinco años. Pero, ¿en qué se basó para mostrar tal satisfacción? Fundalmentalmente, en los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), de la que se deriva una tasa de paro del 17,2%, la más baja de los últimos años. Veamos en qué medida la estadística le da la razón:

-Mucho más que medio millón de trabajos. Báñez puso sobre la mesa como aval a sus afirmaciones los 640.000 empleos que se han creado entre enero y julio de este año, un 19% más que en el mismo periodo de 2016.

-Se recupera más empleo fijo que temporal. La ministra indicó que el mercado laboral ha recuperado hasta el segundo trimestre de este año un 82% del empleo indefinido perdido durante la crisis económica, "y solo un 42% del temporal". Es decir, avanza con mucha más rapidez la creación de puestos de trabajo fijos que dejaron de existir durante la recesión, y las empresas no 'tiran' tanto de los temporales.

-Más trabajo a tiempo completo. Según las indicaciones de Fátima Báñez, el 93,3% de los puestos de trabajo que se han recuperado se establecen a tiempo completo. Y un 6,7% lo hacen a tiempo parcial. Por lo tanto, "el empleo no se reparte", según el criterio de la ministra.

-42 meses seguidos al alza. La contratación indefinida acumula ya tres años y medio avanzando, mes tras mes. Sin parar. De hecho, la titular de Empleo y Seguridad Social recordaba que este tipo de modalidad de puestos de trabajo fijos ha crecido un 12% hasta mediados de año más que el ejercicio anterior.

-El mejor de la Unión Europea. Báñez también apuntó en su intervención que España "lidera la creación de empleo en Europa". De hecho, según sus estadísticas, en el último año nuestro país ha generado un 25% más de puestos de trabajo que el segundo en este ranking -Italia- y hasta un 50% más que el tercero en la lista -Alemania-.

Al mismo tiempo, Báñez reconoció que "queda mucho por hacer" para que haya más oportunidades de trabajo. Y es que, en el mercado laboral español quedan aún sombras que la ministra no mencionó:

-Mayoría de contratos temporales. La mayor parte de los meses, nueve de cada diez contrataciones que se formalizan siguen siendo de carácter eventual, frente a apenas un 10% que se mantienen indefinidas.

-Paro de larga duración. Se trata del talón de Aquiles del mercado laboral español. Todavía 2,1 millones de personas llevan más de un año buscando trabajo. Y el problema es que su situación se enquista con el paso del tiempo, sobre todo si son personas mayores de 45 o 50 años, con muchas más dificultades para acceder a un peusto de trabajo.

-Cada vez menos horas trabajadas. Aunque ya hay casi 19 millones de cotizantes, unos 200.000 más que en el peor momento de la crisis, en 2011, el número de horas trabajadas es menor, fundamentalmente como consecuencia de que las jornadas laborales legales se van reduciendo, frente a las completas. De hecho, las horas efectivas trabajadas a la semana son 613 millones en la actualidad, unas 40 millones de horas menos semanales que en 2009.

-Salarios más que contenidos. La recuperación del mercado laboral aún no tiene su reflejo en los sueldos de los trabajadores. Hoy por hoy, la remuneración media por asalariado -excluida la inflación- es un 6,6% inferior a la de hace ocho años. En el segundo trimestre de 2017, esta referencia se situó en los 8.143 euros, frente a los 8.726 euros del tercer trimestre de 2009.

Contenido Patrocinado

Fotos