Un grupo de 43 empresas de Cataluña se instala en Castilla y León desde el estallido de la crisis independentista

Pilar del Olmo./Leticia Pérez
Pilar del Olmo. / Leticia Pérez

Del Olmo lamenta que algunas compañías tengan que cambiar su sede social por la falta de confianza y seguridad

ICAL

Un grupo de 43 empresas con origen o procedencia de Cataluña se ha instalado en Castilla y León desde el estallido de la crisis independentista, según los datos del Colegio de Registradores Mercantiles, que desveló la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, que pese a considerar positivo este hecho, lamentó que algunas algunas compañías tengan que cambiar su sede social por la falta de confianza y seguridad.

Del Olmo, que inauguró en Valladolid el foro Smart & Green Mining Conference del proyecto Interreg Remix de la Unión Europea (UE), que reúne a los territorios con explotaciones mineras, calificó de «drama» la situación que se está viviendo en Cataluña, que desde el punto de vista económica ha provocado que muchas empresas hayan cambiado de domicilio social, incluso fiscal, y su centro de producción.

«Me da pena», dijo la consejera de Economía y Hacienda, aunque reconoció que le producía alegría por el beneficio que supondrá para su comunidad. Lamentó que por no encontrar una fórmula de gobierno o por la independencia las empresas tengan que cambiar de lugar. Todo ello, advirtió Pilar del Olmo, está generando un problema «serio y grave».

Contenido Patrocinado

Fotos