El Gobierno elevará el déficit de 2018 ante la falta de Presupuestos

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro./EFE
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. / EFE

Hacienda considera que ante la prórroga de las cuentas públicas de 2017 no puede tomar las medidas adicionales para cumplir el objetivo del 2,2% pactado con Bruselas

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El Gobierno pedirá a Bruselas un mayor margen para el objetivo de déficit de 2018, fijado actualmente en el 2,2%, según confirman fuentes de Hacienda. El motivo es la falta de Presupuestos para el próximo curso debido la falta de apoyos del Ejecutivo en el Parlamento tras la negativa del PNV a apoyar las cuentas por la situación en Cataluña. Esto obligará al Gobierno a prorrogar los Presupuestos de 2017, lo que le impide tomar las medidas necesarias adicionales para cumplir con la senda de reducción fijada.

Así constará en el plan presupuestario que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, elevará al Consejo de Ministros y que en prinicipio debe ser enviado a la Comisión Europea el día 15 de octubre (aunque podría retrasarse y hacerlo el lunes). La incógnita es saber cuánto elevará el déficit de 2018 teniendo en cuenta que el objetivo de 2017 es cerrar en el 3,1%.

Sin Presupuestos de 2018 la reducción del déficit dependerá de la evolución de la economía. Es decir, si la recaudación tributaria sigue creciendo y los gastos se contienen el desfase caerá, aunque no lo suficiente para lograr ese 2,2% fijado en la última revisión. Lo lógico es que este cambio también afecte a los ejercicios sucesivos. En el último plan de estabilidad la senda marcaba que en 2019 el déficit se reduciría al 1,3% y en 2020 al 0,5%, aunque con el superávit de los ayuntamientos Montoro ha presumido de lograr el equilibrio presupuestario en ese año.

En cualquier caso, la prioridad de Hacienda es conseguir reducir el déficit de 2018 por debajo del 3%, lo que permitiría a España salir del programa de déficit excesivo de la UE. Es decir, dejar la estrecha vigilancia comunitaria que soporta desde el estallido de la crisis.

Riesgo para el crecimiento

Pero la senda de consolidación fiscal no es lo único que el Gobierno estudia revisar. La previsión de crecimiento de 2018, fijada en el 2,6%, puede moderarse por el impacto que la crisis de Cataluña puede tener sobre el conjunto de la economía española. "Si no hubiera una pronta resolución nos veríamos obligados a rebajar las perspectivas de crecimiento económico para el año que viene", ha señalado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

En este sentido, la número dos del Ejecutivo ha recordado que la incertidumbre que vivie Cataluña por la deriva independentista ya está afectando a la economía de la comunidad, con un "parón" en la inversión y una "caída dramática" de las reservas turísticas que podrían llegar al 30%, según el sector. De hecho, Sáenz de Santamaría ha advertido a la Generalitat de que si prosigue con su desafío está creando las condiciones para generar una "recesión" en Cataluña.

Contenido Patrocinado

Fotos