La tributación de las tecnológicas en España sólo es el 4,6% de sus ingresos

Un trabajador de Amazon lleva varios paquetes solicitados por clientes. /Reuters
Un trabajador de Amazon lleva varios paquetes solicitados por clientes. / Reuters

Amazon, Apple, Google y Facebook pagaron 27 millones en impuestos en 2016 con prácticas que limitan la factura fiscal

David Valera
DAVID VALERAMadrid

El éxito de multinacionales tecnológicas como Facebook, Apple, Amazon, Microsoft o Google, que disfrutan de centenares de millones de usuarios cada día, les permite encabezar la clasificación mundial de capitalización bursátil con más de 500.000 millones de euros en algunos casos. Los beneficios de Apple, por ejemplo, en su ejercicio fiscal de 2017 rozaron los 40.000 millones de euros. Sin embargo, estos gigantes llevan varios años combinando titulares sobre los últimos avances en smartphones, aplicaciones móviles o innovaciones digitales y de comercio electrónico con las investigaciones de la Comisión Europea o las inspecciones de las agencias tributarias de varios países por la elusión de impuestos. Y es que la propia naturaleza de los servicios que ofrecen y una compleja arquitectura fiscal les permiten rebajar en gran medida la factura tributaria.

Un problema global que analizan organismos internacionales como el G20 o la OCDE para lograr que estas compañías paguen en los territorios donde generan beneficios y no los trasladen a países con una fiscalidad menor. España no es una excepción en el comportamiento de estas tecnológicas y se ha sumado a otras potencias europeas como Alemania, Francia e Italia para pedir a la Comisión que tome medidas.

Ayer, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insistió en una intervención con pymes que las tecnológicas «pagarán impuestos en España sea donde sea su domicilio». Y lanzó un mensaje claro: «Tributarán por las actividades y beneficios que reciben en España y no en Luxemburgo». En este sentido, la Agencia Tributaria hace tiempo que puso en el foco al entramado de las tecnológicas.

Más información

Apple, Amazon, Facebook o Google cuentan con una o varias filiales en el país. En 2016 estas compañías pagaron 26,9 millones de euros por el Impuesto sobre Sociedades en España, según las cuentas del Registro Mercantil. Una cantidad que casi triplica los 9,5 millones que abonaron en 2015. Gran parte de ese incremento se debe la presión del fisco, que les ha obligado a revisar impuestos de años anteriores tras discrepancias con Hacienda. El salto es aún mayor respecto a los 6 millones que tributaron en 2013.

Sin embargo, esos pagos siguen siendo pequeños si se tiene en cuenta que la facturación de esas cuatro compañías en 2016 -último dato disponible- alcanzó en España los 585 millones. Es decir, el pago en impuestos apenas supuso el 4,6% de sus ingresos en España. Hay que tener en cuenta que la tributación de Sociedades se aplica sobre los beneficios y no sobre los ingresos. Sin embargo, la planificación fiscal permite en muchas ocasiones menguar esos beneficios o incluso registrar pérdidas.

Entramado en España

En España la estructura más compleja es la de Amazon. El gigante del comercio electrónico cuenta con hasta cuatro filiales en el país. Pero además, hay que sumar una quinta en forma de sucursal de Amazon Europa, la compañía en la que factura las ventas minoristas en el Viejo Continente y cuya sede está en Luxemburgo, donde la tributación es más favorable. De esta forma, la compañía de Jeff Bezos presenta los datos de facturación a nivel europeo, pero sin desglosarlos por países y por tanto identificar las ventas en cada uno de ellos. Este es uno de los aspectos que el informe país por país del programa BEPS (contra la erosión de bases imponibles) de la OCDE busca solucionar, ya que obligará a las empresas de más de 750 millones de facturación a informar de los beneficios, trabajadores, activos e impuestos que pagan en cada territorio en el que operan.

En cualquier caso, las cuatro filiales de Amazon en España pagaron en 2016 un total de 2,9 millones de euros por el Impuesto sobre Sociedades, según las cuentas anuales del Registro Mercantil. Una cantidad muy superior a los 660.000 euros que abonó en 2015. Al mismo tiempo, la facturación declarada en 2016 fue de 110 millones (aquí no computan los ingresos por las ventas de los consumidores, que se imputan a la matriz de Luxemburgo), frente a los 55 millones de 2015.

La filial más importante es Amazon Spain Fulfillment, encargada de la logística (almacenaje, recogida, empaquetado y pedidos de clientes). Esta compañía facturó 78,8 millones en 2016 y pagó 897.000 euros de Sociedades. Amazon Spain Services -presta servicios a otras empresas del grupo- pagó 1,9 millones en impuestos tras unos ingresos de 21,4 millones. Por su parte, Amazon Spain Web Services -da servicios de asistencia online y marketing- pagó 78.351 euros de impuestos en 2016 y facturó 6,4 millones. La última en unirse a este entramado es Amazon Online Spain, creada en 2016 y encargada de consultoría en el ámbito digital, tuvo unos ingresos de 4 millones y pagó 55.363 euros en impuestos.

Por su parte, las filiales de Apple tributaron 17,2 millones por Sociedades en 2016. Esto supone el triple que los 6,5 millones de 2015. Sin embargo, este alza se debe a que en 2016 una de las filiales -Apple Retail Spain- incluyó 3,8 millones correspondientes a pagos no efectuados de años anteriores en Sociedades por criterios fiscales y otros 4,3 millones por la renuncia de un crédito fiscal. Es decir, por impuesto de ese ejercicio pagó 3,3 millones, los mismos que el curso anterior.

La tendencia a elevar la tributación de las tecnológicas también se observa en la filial Google, que tributó 6,4 millones en 2016. Una cantidad que triplica los 2,2 millones de 2015 y es seis veces superior si se compara con 2013, cuando abonó 1,7 millones. En cualquier caso, Google Spain facturó en 2016 más de 92 millones, casi el doble de los 52 millones de ingresos de 2013.

Por último, la filial de Facebook es la que menos impuestos paga de estas gigantes con 182.775 euros en 2016. Aun así, es superior a los 114.010 del ejercicio anterior. También es verdad que la facturación de la sociedad fue más moderada con 7,8 millones y 7,1 millones en 2016 y 2015, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos