Euskaltel anuncia su llegada a León antes de 2022

Junta de accionistas de la compañía./
Junta de accionistas de la compañía.

Los planes de expansión se iniciarán en 2018 en Navarra, donde el grupo espera llegar a 150.000 hogares en 2022, según ha anunciado Francisco Arteche, consejero delegado de Euskaltel, durante la celebración en Bilbao del día del inverso

EFE

El grupo Euskaltel seguirá su expansión por el norte de España, donde llegará a un mercado de 7,6 millones de personas, con unos planes para los próximos cinco años que abarcan en primer lugar Navarra, pero también León, Cantabria y La Rioja, usando en estas zonas la fibra de Orange.

Los planes de expansión se iniciarán en 2018 en Navarra, donde el grupo espera llegar a 150.000 hogares en 2022, según ha anunciado Francisco Arteche, consejero delegado de Euskaltel, durante la celebración en Bilbao del día del inversor.

La ejecución de este plan de expansión es posible gracias al acuerdo alcanzado entre Euskaltel y Orange, que permitirá al grupo vasco utilizar las redes FTTH (fibra hasta la casa) desplegadas por Orange en estas zonas.

El modelo de expansión es, o bien compartir al 50 % la red entre ambos operadores, o bien pagar individualmente por cliente final.

El acuerdo con Orange se limita a estas nuevas zonas, ya que en sus mercados naturales de Euskadi, Galicia y Asturias -tras la compra de la asturiana Telecable y la gallega R- la continuidad en el despliegue de la fibra la hará Euskaltel directamente.

En estos mercados tradicionales va a invertir 10 millones en el despliegue, para dar cobertura de su red de fibra a 80.000 nuevos hogares y 6.200 nuevas empresas de estos tres territorios.

Pero la novedad es la expansión que abarcará Navarra, León, Cantabria y La Rioja.

De esta manera, el grupo podrá ofrecer sus servicios a un mercado de 7,6 millones de habitantes -6 millones correspondientes a Euskadi, Galicia y Asturias, más 1,6 millones de personas de Navarra, León, Cantabria y La Rioja-, sumando más de 500.000 nuevos hogares como potenciales clientes.

Si bien el plazo de ejecución del plan es de 5 años, comenzará su desarrollo en 2018 con la expansión de Euskaltel a Navarra, que se iniciará el próximo año en su capital, Pamplona, y en la localidad colindante de Ansoain.

La previsión es que, para enero de 2018, 78.500 hogares de la capital navarra y Ansoain puedan acceder a los productos y servicios avanzados de telefonía fija, banda ancha de máxima capacidad y televisión de pago de Euskaltel, además de la telefonía móvil.

El plan contempla alcanzar las 150.000 viviendas en el plazo de cinco años, 2022, llegando a los municipios de Tudela, Alsasua, Etxarri-Aranatz, Huarte, Estella-Lizarra, Burlada, Valle de Egüés y Zizur Mayor, entre otros.

El objetivo al finalizar la extensión en Navarra es llegar a los 30.000 clientes -es decir, calcula que uno de cada cinco hogares navarros a los que llegue la oferta se harán efectivamente clientes-, lo que supondría alcanzar una penetración del 20 % en los hogares navarros.

Según su consejero delegado, Euskaltel ha elegido Navarra como territorio para iniciar su plan de extensión por la cercanía y relación natural de ambos territorios. Los estudios de mercado realizados muestran una valoración general del mercado navarro hacia la marca Euskaltel y una posición favorable a la posible adquisición de productos del operador vasco.

La inversión total prevista por el Grupo Euskaltel es de 20 millones de euros, de los cuales 10 millones serán destinados a la expansión en Navarra.

Por otra parte, durante la presentación a los inversores la firma ha explicado que para el año 2019 espera alcanzar un apalancamiento objetivo de 4 -la relación entre el capital propia y la deuda, que ahora es de 4,6, debido al endeudamiento asumido para la compra de Telecable y R-.

Una vez que esa relación se sitúe por debajo de 4 a lo largo de 2019, la empresa ha anunciado que será entonces cuando acelere la distribución de dividendo a sus accionistas.

Fotos