España, entre las peores economías avanzadas en los trámites para iniciar un negocio

No obstante, sube cuatro puestos en la clasificación general (28) del Banco Mundial, aunque entre los países de la OCDE no pasa de una discreta posición intermedia

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

España da una cal y otra de arena a empresas y emprendedores a la hora de que éstas puedan montar un negocio aquí. De hecho, en los parámetros que utiliza el Banco Mundial para medir ese grado de burocracia –dentro de su informe ‘Doing Business’, publicado este martes– su calificación no pasaría de regular.

Ha subido cuatro puestos en la clasificación general –hasta el 28 entre 190 países–, pero no pasa de ocupar una posición discreta en la mitad de la tabla entre las economías desarrolladas (OCDE). De este último club de 33 privilegiados, tiene a 17 Estados por delante y otros 15 por detrás.

La mejor de la lista es Nueva Zelanda, con una puntuación de 86,5 sobre 100, seguida de Singapur (84,6), Dinamarca (84), Corea del Sur (83,9) y Hong Kong (83,4). España no pasa de los 77 puntos, casi en línea con Francia (76,1) y por debajo de Alemania (79). Cierran la lista dos países africanos, Eritrea y Somalia, con apenas una veintena de puntos.

Pero, según donde se mire, el vaso para España se puede ver medio lleno o medio vacío, aunque en su valoración del informe del Banco Mundial el Ministerio de Economía se centra en lo primero y prácticamente obvia lo segundo. Así, está entre los 25 mejores (puesto 19) a la hora de resolver insolvencias, en la protección de los inversores minoritarios (24) y también en el cumplimiento de contratos (26). Incluso en comercio transnacional (la apertura a otros mercados) es la primera.

Armarse de paciencia

Por el contrario, desciende a puestos bajos en conceptos como la obtención de crédito (cae a la posición 68) o las facilidades que ofrecen las administraciones a la hora de cumplimentar los trámites para comenzar un negocio (86), pues en España el proceso dura una media de 13 días y el coste alcanza el 4,8% del ingreso medio por habitante. Peor aún está su situación respecto a la concesión de permisos para construir (123), dado que según el informe habría que armarse de paciencia porque hacen falta una quincena de autorizaciones que alargan todo el proceso casi siete meses y, además, se llevan un 5,4% del valor del solar en cuestión-.

En otros parámetros, la valoración no pasaría de regular, más allá de valoraciones que pequen de optimistas o, por el contrario, de pesimistas. Por ejemplo, en el registro de propiedades no pasa del lugar 53 de la lista, con buena parte de sus socios en la OCDE situados por encima en cuanto a facilidades. Algo mejor está, no obstante, en el ranking de pago de impuestos (34), pues poco más de una treintena de países tienen una presión fiscal menor para las empresas, según el análisis del Banco Mundial.

Fotos