Los deudores concursados caen un 36% en el primer trimestre en León, con siete, frente al tímido retroceso nacional del 1,3%

Firma crediticia./
Firma crediticia.

Esta caída sitúa a Castilla y León en el quinto puesto del ránking autonómico

ICAL

Los deudores concursaron disminuyeron un 22,7 por ciento en el primer trimestre del año en Castilla y León, frente al tímido descenso del conjunto nacional, que cerró una caída del 1,3 por ciento. En concreto, La Comunidad cerró 51 procesos, mientras que en España fueron 1.457, según los datos provisionales recogidos en la Estadística del Procedimiento Concursal, publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta caída sitúa a Castilla y León en el quinto puesto del ránking autonómico, por detrás de la Región de Murcia, con un descenso del 46,4 por ciento, con 30 deudores concursados; Galicia, con -36,5 por ciento y 61 deudores; Cantabria, -31,6 y 13, e Islas Baleares, con -27,8 por ciento y 26. En el extremo contrario se encontraron La Rioja, con un repunte del 125 por ciento y nueve concursos, y Castilla-La Mancha, con 31,7 y 54 deudores concursados. Cabe señalar que Cataluña y la Comunidad de Madrid concentraron el 44,8 por ciento de los deudores, con 440 y 213, en cada caso.

Por provincias, las que mayores deudores concursados acumularon Valladolid y Burgos, con 19 y 12, con sendas caídas del 26,7 y del 50 por ciento. En Ávila, pasaron de cuatro a ninguno; en León, de once a siete, un 36,36 por ciento menos; en Palencia el dato se mantuvo en tres; en Salamanca, de seis a dos, un 66,67 por ciento menos; Segovia pasó de uno a dos; Soria no registró ninguno, y Zamora evolucionó de dos a seis, al multiplicarse por tres.

En función del tipo de concurso, la gran mayoría fueron voluntarios (43), frente a ocho necesarios. Mientras, siete se resolvieron mediante procedimiento ordinario y los otros 44, a través del abreviado. De los 51 deudores concursados, 12 eran personas físicas sin actividad empresarial, mientras que los restantes eran empresas (33 sociedades limitadas, tres sociedades anónimas y tres personas físicas).

En cuanto a la actividad económica principal de empresas concursadas en Castilla y León, la mayoría, doce se dedicaban a la construcción -de ellas, once a edificación y promoción inmobiliaria-; cuatro al comercio al por mayor, y otras cuatro al comercio al por mayor de vehículos; tres a la industria; dos a hostelería; dos a actividades profesionales; dos a otros servicios, una al transporte y almacenamiento; y otras tantas a pesca y agricultura.

Por lo que respecta al número de trabajadores en nómina, las empresas más afectadas por estos procedimientos fueron las compañías con entre tres y cinco empleados, nueve, junto a los autónomos, con la misma cifra.

Temas

Ine, León

Contenido Patrocinado

Fotos