Las comunidades compensan el desfase del déficit del Estado y la Seguridad Social

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda./J.J.Guillen (Efe)
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. / J.J.Guillen (Efe)

Las autonomías cumplen con creces el objetivo del 0,6% de 2017 y se sitúan en el 0,32%, mientras que la administración central se desvía en ocho décimas

David Valera
DAVID VALERAMadrid

España cumplió el objetivo de déficit de 2017 al acabar en el 3,07% (con ayuda a la banca 3,11%) gracias al buen comportamiento de las comunidades autónomas, que cerraron mejor de lo previsto el ejercicio al situarse en el 0,32%, frente al objetivo del 0,6%. Por su parte, los ayuntamientos lograron un nuevo superávit del 0,59% similar al del curso anterior y que sirve para compensar los desfases de la administración central -se desvió ocho décimas- y de la Seguridad Social, que redujo mínimamente su agujero hasta los 17.209 millones, según los datos desglosados y difundidos hoy por el Ministerio de Hacienda.

La reducción del déficit de 2017 más positiva la llevaron a cabo las comunidades autónomas. De hecho, salvo seis regiones (Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Murcia y Comunidad Valenciana) el resto cumplieron el objetivo del 0,6% e incluso en cuatro casos con superávit (Baleares, Canarias, Navarra y País Vasco). De hecho, desde 2011 las comunidades han realizado un esfuerzo de reducción de déficit de 3,03 puntos porcentuales. Los ayuntamientos lograron un superávit, el sexto consecutivo, del 0,59%, que ha sido clave para lograr el cumplimiento total del déficit.

La administración central, por su parte, acabó en el 1,9%, lo que supone incumplir el objetivo del 1,1%. Sin embargo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha explicado que ese desfase sería dos décimas inferior si se descuentan unos ajustes correspondientes a los acuerdo forales con País Vasco y Navarra. Asimismo, Montoro ha destacado que el Estado es la administración que más esfuerzos ha realizado para reducir el déficit desde 2011 con un descenso de 3,89 puntos porcentuales.

Ingresos más moderados

También ha impactado en esa menor reducción del déficit del Estado un comportamiento de los ingresos menos positivo del previsto. De hecho, la recaudación tributaria se ha incrementado un 6,4%, frente al 7,8% estimado. En concreto, los ingresos alcanzaron los 198.101 millones, cerca de los 200.000 millones obtenidos antes de la crisis. Montoro ha reconocido que la recaudación ha sido más moderada tanto en el IRPF como en Sociedades y IVA.

La Seguridad Social también incumplió el objetivo del 1,4% al situarse en el 1,48%. Sin embargo, supone una reducción respecto al 1,6% de 2016. En cualquier caso, Montoro ha reconocido que se trata de un «déficit elevado» pero ha insistido en que la situación es «seria y grave» pero que «era peor» en 2012. El agujero de esta administración se ha reducido ligeramente desde los 18.600 millones del pasado ejercicio hasta los 17.200 millones.

Por otra parte, Montoro ha agradecido el apoyo de Ciudadanos a los Presupuestos de 2018 que el Gobierno va a aprobar mañana en un Consejo de Ministros extraordinario. Sin embargo, en un intento de evitar que el partido liberal acapare los méritos, el titular de Hacienda ha recordado que la formación de Albert Rivera es un «recién llegado» a la política española y que ha sido la política presupuestaria marcada por el PP desde el Gobierno en 2011 la que ha permitido «reducir el déficit» y lograr el «crecimiento económico». Asimismo, Montoro ha recordado que la bajada de impuestos más grande se produjo en 2015 y 2016 con 12.300 millones en IRPF y Sociedades y ha dejado claro que «eso no va a ocurrir» con el acuerdo alcanzado para 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos