Bruselas estudia crear un impuesto al plástico para aumentar los ingresos de la UE

Varios envases de plástico./
Varios envases de plástico.

La Comisión Europea contempla esa posibilidad de cara al próximo presupuesto plurianual de la Unión Europea, el primero en el que Reino Unido ya no formará parte del bloque comunitario

EUROPA PRESSBruselas

La Comisión Europea contempla la posibilidad de crear un nuevo impuesto a los plásticos de cara al próximo presupuesto plurianual de la Unión Europea, el primero en el que Reino Unido ya no formará parte del bloque comunitario, con el objetivo doble de aumentar los ingresos y de reducir el uso de este material.

El comisario de Presupuestos y Recursos Humanos, Günther Oettinger, ha presentado este miércoles en rueda de prensa las ideas que Bruselas baraja de cara a la propuesta que presentará en mayo para el Marco Financiero Plurianual (MFF, por sus siglas en inglés) para el periodo 2021-2027.

Este plan presupuestario será el primero desde que Londres abandone la Unión Europea, en marzo de 2019, lo que supone una pérdida de entre 12.000 y 14.000 millones de euros anuales en ingresos que el Ejecutivo comunitario quiere compensar a partes iguales entre recortes y nuevos ingresos. Es decir, un tajo para el presupuesto de entre 6.000 y 7.000 millones anuales y un incremento de los ingresos de la misma cantidad.

Por el lado de los nuevos ingresos, Bruselas "reflexiona" sobre la posibilidad de introducir un nuevo impuesto a los plásticos, aunque Oettinger no ha dado más detalles sobre esta nueva tasa. "Se trata de ver cómo podemos reducir la cantidad total de plástico, hay que ver cuál sería mejor enfoque", ha señalado. También ha afirmado que cabe plantear excepciones sobre productos de primera necesidad, como los envases de leche.

La otra opción expuesta por el comisario en este campo es cambiar el funcionamiento del comercio europeo de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés), cuyos ingresos ahora se recaudan a nivel nacional, para que pasen a ser fuentes de financiación a nivel comunitario en lugar de para los Estados miembros.

También por el lado de los ingresos, el alemán ha reiterado que será necesario aumentar la aportación de los Estados miembros al presupuesto comunitario por encima del 1,% del PIB actual. En concreto, ha afirmado que la nueva cifra debería situarse entre el 1,1% y el 1,2%.

Recortes por debajo del 15%

En cualquier caso, Oettinger ha advertido de que todos los programas se verán afectados por recortes presupuestarios salvo el programa Erasmus+ y el programa Horizonte 2020, el plan de la UE para la investigación y el desarrollo.

Los recortes, por tanto, afectarán a la Política Agraria Común (PAC) y a la política de cohesión, aunque serán menores al 15%, ha subrayado Oettinger. Fuentes comunitarias han especificado que la reducción para estas dos partidas será de entre el 6% y el 8%.

El objetivo de la Comisión Europea con estos recortes y nuevas fuentes de ingresos es hacer frente al "doble vacío" de los próximos presupuestos que representan la salida de Reino Unido del club y la existencia de nuevos gastos que no estaban previstos en el marco actual, que corresponde al periodo 2014-2020.

Entre estas "nuevas tareas" que deben estar cubiertas por el próximo presupuesto comunitario el comisario de Presupuestos ha citado el control y protección de las fronteras europeas, los nuevos gastos en defensa, la migración y los refugiados, la ayuda al desarrollo o la investigación. Oettinger también ha estimado que estas partidas deberán recibir unos 10.000 millones anuales.

Por último, el Ejecutivo comunitario ha insistido en la opción de condicionar la entrega de fondos comunitarios a las capitales a cuestiones como el respeto al Estado de derecho, una idea que Bruselas ya expuso en junio cuando presentó un primer documento de reflexión sobre el futuro del presupuesto comunitario.

Contenido Patrocinado

Fotos