El Estado sale al rescate del FROB, tras perder 1.700 millones en 2016

La participación del FROB en BMN vale 916 millones menos que un año antes.

Concede un préstamo de 3.000 millones al Fondo, cuyo agujero se incrementa por la menor valoración de Bankia y BMN

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El rescate de las entidades financieras le sigue costando cada vez más dinero al erario público, a pesar de que ya han transcurrido cinco años desde que se inyectaron más de 53.553 millones en el sector para evitar su quiebra. Así lo reflejan las cuentas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) relativas a 2016, en las que reconoce unas pérdidas de 1.693 millones de euros, lo que supone un 30% más de las que obtuvo en el ejercicio anterior.

La valoración de las participaciones que el FROB mantiene en las entidades rescatadas explica este empeoramiento de sus resultados anuales. Con más de un 65% en BFA -el accionista de referencia en Bankia- y Banco Mare Nostrum (BMN), respectivamente, el Fondo admite una nueva disminución del valor en ambas firmas por más de 1.390 millones de euros.

En el caso de Bankia, reconoce un recorte del valor en 474 millones, debido fundamentalmente por la reducción del saldo de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo. Por su parte, la reducción del valor en BMN es de 916 millones, de acuerdo con la nueva valoración que Bankia ha realizado sobre la entidad que agrupaba a las cajas de Murcia, Granada, Sa Nostra y Penedés, de cara a su inminente absorción.

Los 825 millones en los que el grupo presidido por José Ignacio Goirigolzarri ha valorado BMN se distancian de los más de 1.600 en los que el FROB llegó a determinar esa cifra a finales del año pasado. Ya en marzo, lo rebajó a 1.300 millones, como consecuencia de la oferta que otra entidad presentó por la firma. En las cuentas relativas a 2015, el FROB ya reconoció un deterioro en ambas participadas de 861 millones, un 50% más que en el ejercicio anterior.

Y a su vez, el propio Fondo ha registrado otro deterioro de 155 millones de euros por su participación en la SAREB -la entidad que aglutina los activos inmobiliarios de parte del sector-.

Ante esta situación, el agujero patrimonial del FROB ya supera los 1.609 millones de euros, por lo que el Estado ha tenido que salir a su rescate, pero sin inyectar dinero, sino con la conversión de un préstamo concedido a la sociedad por importe de 3.000 millones. Tras esta conversión queda un saldo vivo de 10.456 millones de euros.

Así, se reduce el pasivo del FROB y aumenta la partida de Fondo patrimonial por ese mismo importe, con lo que el saldo del patrimonio neto del FROB ascenderá a un importe positivo de 1.391 millones de euros tras la aprobación de las cuentas.

Temas

Bankia

Fotos