¿Cuánto dinero tienen los bancos catalanes? El 15% del que tiene el sector en España

Los depósitos rondan los 161.000 millones de euros, además de otros 42.000 millones en fondos de inversión

ROBERTO PÉREZMadrid

Más de 160.000 millones de euros. Ese es el dinero depositado en los bancos en Cataluña. Representa el 15% del total de depósitos bancarios y el 18% de la inversión crediticia de todo el sector financiero español, lo que da idea de la dimensión de la incertidumbre que ha sembrado el golpe independentista en la banca y los movimientos que han empezado a dar las entidades catalanas para blindarse ante las tensiones secesionistas.

Según los registros del Banco de España, el dinero depositado en las sucursales bancarias catalanas ascendía a 180.609 millones de euros a finales de marzo -últimas estadísticas oficiales disponibles-. De esa cantidad, 175.034 millones corresponden a particulares y empresas privadas, mientras que 5.576 millones son depósitos pertenecientes a administraciones públicas.

De esos 175.034 millones que particulares y empresas tienen depositado en los bancos en Cataluña, la mayoría -unos 83.000 millones- corresponden a cuentas a la vista, frente a casi 40.000 millones guardados en cuentas de ahorro y algo más de 50.000 millones en plazos fijos.

Fondos de inversión

Al dinero depositado en los bancos se añade el existente en productos de inversión ajenos a las tradicionales cuentas bancarias, sobre todo fondos de inversión. Éstos concentran en Cataluña más de 41.000 millones de euros de ahorradores, casi un 18% de todo el dinero que suma España en fondos de inversión.

En cuanto a los créditos, las entidades bancarias acumulan actualmente en Cataluña una inversión crediticia total que ronda los 234.000 millones de euros. De ellos, unos 12.000 corresponden a préstamos concedidos a administraciones públicas, y 222.000 millones son créditos de particulares y empresas.

Una hipotética secesión desencadenaría un escenario financiero crítico en Cataluña. Las entidades bancarias con sede social en Cataluña, de entrada, quedarían fuera del ventajoso amparo del Banco Central Europeo. Además, este territorio se vería expulsado del euro y se desencadenaría una fuerte caída del PIB.

Incertidumbre para el empleo

La banca sentiría de lleno los efectos, y hay que tener en cuenta que es un sector muy potente en Cataluña, no solo en los lógicos términos financieros sino también de empleo. Unas 29.000 personas trabajan en las oficinas bancarias radicadas en suelo catalán. En esta autonomía se concentran el 15% de todas las oficinas de entidades financieras que hay en España.

De las algo más de 4.100 sucursales que hay en Cataluña, prácticamente las tres cuartas partes se concentran en la provincia de Barcelona.

Fotos