Leonoticias

Moscovici avisa a España de que un déficit superior al 3,1% en 2017 no es cumplir

Pierre Moscovici, El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios.
Pierre Moscovici, El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios. / Eric Vidal (Reuters)
  • Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, cuestiona las cifras de déficit de España e insta a verificarlas antes de incluirlas en el presupuesto

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha advertido este lunes al ministro de Economía, Luis De Guindos, de que registrar un déficit público "muy cerca" pero superior al 3,1% pactado con Bruselas para 2017 no significa exactamente cumplir con el compromiso adquirido para el próximo año.

"Se supone que el 3,1% es la cifra. Muy cerca es un poco diferente", ha expresado el comisario francés en rueda de prensa tras la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo).

El titular en funciones no había querido detallar a su llegada al encuentro cuál será el desvío que recogerá para el próximo año el borrador presupuestario que apruebe este viernes el Consejo de ministros, pero ha apuntado que será muy cercano al 3,1% establecido en la nueva senda fiscal aprobada para España.

Moscovici ha asegurado entender la situación política en España y ha reiterado que esperan que el Ejecutivo en funciones remita a Bruselas un borrador sin grandes cambios con respecto al de este año. No obstante, ha subrayado que la Comisión Europea espera un nuevo borrador "que contenga todas las medidas necesarias" para cumplir con el déficit "tan pronto como haya un nuevo Gobierno con nuevos poderes".

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha pedido a la autoridades españolas que "verifiquen" adecuadamente sus cifras de déficit antes de incluirlas en sus borradores presupuestarios.

"En los últimos par de años ha habido debates entre España y la Comisión sobre la calidad cifras y siempre ha tenido razón la Comisión. Sería bueno que el Gobierno español verificase sus cifras entes de ponerlas en el presupuesto", ha defendido el socialdemócrata holandés en la misma comparecencia de prensa.

"Todos los gobiernos tienen que mandar sus presupuestos antes del día 15, ya estén en funciones o no, y por supuesto que un gobierno en funciones no puede incluir todo tipo de medidas, eso lo entendemos", dijo a su llegada al encuentro de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona que se celebra hoy en Luxemburgo.

"Pero aunque el Gobierno español mande un presupuesto sin cambios políticos, la Comisión Europea tendrá de todos modos que dar su veredicto, así que será también un mensaje muy claro para el nuevo Gobierno, porque tiene que restaurar también la confianza de la CE en el presupuesto español", añadió. "Veremos cuál es el resultado. Pero desafortunadamente, el nuevo Gobierno español tendrá que hacer un nuevo trabajo sobre el presupuesto", avisó.

Sobre el proceso en marcha para determinar si España será castigada con la congelación de fondos estructurales y de inversión a partir de enero por haber incumplido sus compromisos de reducción del déficit -por lo que ya ha logrado eludir una multa-, Dijsselbloem dijo que le corresponde a la CE tomar la decisión final.

A la espera de que concluya el diálogo estructural entre la Comisión y el Parlamento Europeo a este respecto, paso previo a que Bruselas pueda tomar su decisión, el político holandés expresó su deseo de que "todos los socios, incluidos los nuestros, protejan la credibilidad del Pacto" de Estabilidad y Crecimiento.

"Hay reglas que no podemos ignorar", dijo, en alusión a este pacto que establece las normas de disciplina fiscal europeas, como la exigencia de que los países mantengan su déficit público por debajo de 3% del PIB. Dijsselbloem dijo no ser "un gran aficionado a las sanciones" y que no cree que sean efectivas, pero en cualquier caso se mostró partidario de aplicarlas "como último recurso".

España cerró 2015 con un 5,1% del PIB registrado en 2015, frente al 4,2% que tenía que haber logrado. El país tiene ahora que ajustarse a una nueva senda de consolidación y pasar del 5,1% del PIB que acumuló al término del pasado ejercicio al 4,6% este año, al 3,1% el próximo y al 2,2% en 2018.