Leonoticias

Jérôme Kerviel.
Jérôme Kerviel. / Gonzalo Fuentes (Reuters)

El exbróker Kerviel tendrá que pagar un millón de euros a Société Générale

  • La entidad financiera le acusa de haber provocado la pérdida de 4.900 millones en 2008

La justicia ha condenado este viernes al exbróker Jérôme Kerviel a pagar un millón de euros a Société Générale (SG) por las pérdidas millonarias (4.900 millones de euros) que presuntamente provocó cuando trabajaba para ese banco durante el año 2008.

El tribunal de apelación de Versalles le ha declarado "parcialmente responsable" del prejuicio al banco y ha fijado en un millón de euros el montante final a pagar por daños y perjuicios.

"La justicia avanza (...) el combate continúa" ha dicho Kerviel tras la sentencia, reafirmando que considera "no deber nada" a su antiguo banco y que seguirá intentado una revisión del juicio penal con la esperanza de ser declarado totalmente inocente.

Durante el juicio de apelación el banco ha reconocido "debilidades y negligencias" en sus sistemas de control pero ha insistido en que las pérdidas fueron provocadas por las "actuaciones fraudulentas" de Kerviel. Sin embargo, el abogado del banco, Jean Veil, ha declarado que es una decisión "totalmente satisfactoria":

Kerviel siempre dijo que el banco conocía sus operaciones de alto riesgo. SG le considera por su parte como único responsable de las pérdidas ocasionadas. "No existe ni el más mínimo informe ni la más mínima prueba de que perdieron 4.900 millones de euros", ha afirmado Kerviel en una entrevista a la radio 'France Info'. "Mis superiores del banco sabían lo que hacía por lo que no les debo nada", ha añadido el operador de bolsa.

"En este caso, la justicia no ha funcionado", ha dicho a AFP el abogado de Kerviel, David Koubbi, antes de conocerse la sentencia, y ha reafirmado que busca una sentencia absolutoria para su cliente.

Condenado anteriormente

El exbróker de 39 años ya fue condenado por la justicia penal a cinco años de prisión (tres de ellos firmes) por sus operaciones financieras de alto riesgo. En 2014 el tribunal de casación confirmó su sentencia penal por abuso de confianza, falta y fraude. Pero en la parte civil, que incluye la demanda de daños y perjuicios, la justicia ha considerado este viernes que el banco no podía reclamarle la totalidad de las pérdidas porque los mecanismos de control del SG no funcionaron correctamente.

Para el banco este juicio es clave también porque en 2009 y 2010 recibió 2.200 millones de euros del Gobierno francés en concepto de ayuda a las empresas deficitarias y víctimas de fraude. Pero el Ejecutivo ya ha dado a entender que podría poner en duda esa ayuda si la justicia reconoce los fallos del sistema de control del banco. "Sacaremos las conclusiones" tras la sentencia, dijo este viernes el secretario de Estado del presupuesto, Christian Eckert, a la radio 'Europe 1'.

La prensa reveló en julio que en mayo de 2008 la fiscalía tuvo acceso a un "informe secreto" en el que se denunciaba el interés del banco en argumentar que el fraude fue tan complejo que convirtió en "inoperantes" sus sistemas de control. Cuando se reveló el contenido del informe, que según la prensa fue rápidamente "enterrado", el abogado de Kerviel habló de "maniobras nauseabundas".

Temas