Tercera ronda

Muguruza somete a Cirstea y se mete en la segunda semana de Wimbledon

Garbiñe Muguruza devuelve una pelota de revés.
Garbiñe Muguruza devuelve una pelota de revés. / EFE

La española de origen venezolano ingresa en octavos de final al derrotar a Sorana Cirstea

MANUEL SÁNCHEZ GÓMEZMadrid

Poco a poco. Con calma, tranquilidad y sin mirar más allá del siguiente punto. Así, Muguruza ha recuperado su mejor nivel y se ha metido en la segunda semana de Wimbledon. La última vez que lo consiguió llegó a la final. La hispano venezolana ha derrotado a Sorana Cirstea por 6-2 y 6-2 en una hora y diez minutos.

Cirstea, que en su último partido ganó por la grave lesión de su rival, la estadounidense Bethanie Mattek-Sands, salió muy mal al encuentro y lo acabó por pagar. Aguantó su primer saque, pero cedió rápidamente ante el empuje de Muguruza. La española golpeaba y presionaba desde el fondo de pista, y subía a la red para definir y a mitad de pista para asestar el ganador definitivo.

En pocos minutos se colocó 5-1 arriba y encaró la recta final del set con todo a favor. Ahí mejoró un poco Cirstea. La rumana, que apuntaba a ser una jugadora de mucho más nivel, se encuentra un poco estancada en su carrera, pero es capaz de sacar un nivel de tenis competitivo y poner en apuros a cualquiera. Cirstea frenó la sangría, puso el 5-2, y pese a tener oportunidad de recuperar una de las dos roturas, no pudo hacer frente a la agresividad de Muguruza.

La hispano venezolana ganó su quinto set consecutivo en Wimbledon y veía la segunda semana a escasos centímetros. Muguruza ya no vive con vaivenes, no sube y baja como una montaña rusa. Mantiene un línea tranquila en la que los errores no forzados no se acumulan en las estadísticas (cometió diez en todo el partido). Le dio un respiro a Cirstea y la rumana mantuvo su primer saque, como en el primer set, pero aceleró en el tercer juego para plantarse ya con el 'break' y encarar la recta final de partido con la tranquilidad de una campeona.

No le dio más oportunidades a Cirstea y se llevó cinco juegos consecutivos para cerrar el partido por 6-2 y meterse por segunda vez en su vida en la segunda semana de Wimbledon. Con 18 golpes ganadores y ganando más del 70 % de puntos con primeros servicios, Muguruza se cuela en octavos de final con mucha calma y sin la presión de ser favorita a nada, pero candidata a todo.

Este lunes, Muguruza se cruzará con Angelique Kerber, que venció en tres sets a Shelby Rogers. La jugadora entrenada en este torneo por Conchita Martínez se ha enfrentado siete veces a la alemana, con un bagaje favorable de cuatro victorias y tres derrotas, aunque los últimos cuatro partidos cayeron del lado de Muguruza. Sobre hierba sólo se han encontrado en una ocasión, en la tercera ronda de Wimbledon 2015, donde Muguruza venció en tres sets.

Fotos