Octavos

Nadal aumenta el ritmo ante Dolgopolov

Rafa Nadal. / Justin Lane (Efe)

El español elimina las dudas de días anteriores y se mete en cuartos de final del US Open al superar al ucraniano

MANUEL SÁNCHEZ

Las dudas y lagunas que Rafa Nadal mostró ante Lajovic, Taro Daniel y Mayer parecen cosa del pasado. El balear aumentó el nivel y el ritmo para deshacerse de Aleksandr Dolgopolov por 6-2, 6-4 y 6-1 en una hora y cuarenta y dos minutos, en la que es su victoria más rápida desde que venciese a Tommy Robredo en 2013.

El dos veces campeón aquí (2010 y 2013) accede por primera vez, desde su segundo título en Nueva York, a los cuartos de final del torneo estadounidense. Y lo hizo con su mejor nivel en los últimos días, ayudado también por un Dolgopolov que apenas ofreció resistencia. El ucraniano lleva unas semanas complicadas, debido a que se encuentra bajo investigación por su derrota en el torneo de Winston Salem ante Thiago Monteiro. La Unidad de Integridad del Tenis (TIU) le investiga por movimientos inusuales en las casas de apuestas previos al comienzo de ese partido. Por ello, las ruedas de prensa de Dolgopolov durante el torneo se han dirigido hasta este tema, en lugar de versar sobre tenis. Quizás despistado sobre este tema, o simplemente intimidado por la figura de Nadal, con el que nunca se había enfrentado en ‘Grand Slam’, el ucraniano no encontró el tenis suficiente para poner en peligro al balear.

El español hizo lo que quiso con el ucraniano desde el principio, y no se dejó intimidar en los primeros compases como en compromisos anteriores. Tomó la delantera (3-1) y se enfocó en provocar los errores no forzados de un tenista que si bien conectó más ganadores (25 por 23 de Nadal), se desangró en los no forzados (cometió 39). Nadal solo necesitaba madurar el punto para que este cayese, y en cuanto el peloteo se alargaba más de cuatro o cinco golpes, subía a su marcador.

En el sexto juego salvó las dos únicas pelotas de ‘break’ que concedió en todo el encuentro, y cogió carrerilla para cerrar el primer parcial por 6-2.

Ni siquiera la elasticidad y la imprevisibilidad del ucraniano saltaron a escena. Dolgopolov lo intentó, pero se chocó contra una pared, y demostró que no estaba ni física ni mentalmente para competir con Nadal. En el segundo set, encontró un resquicio y pudo aguantar su servicio en cuatro ocasiones, pero cuando el balear aceleró (4-4), rompió el saque del número 64 del mundo y comenzó una racha de seis juegos consecutivos. Nadal se apuntó el segundo parcial (6-4) y quebró en dos ocasiones el de Dolgopolov para situarse 4-0 arriba en el último set.

En algo más de una hora y media, el manacorense cerró el partido (6-1) cuando la Arthur Ashe se dividía entre la sombra y el sol y aseguró su presencia en los cuartos de final del torneo estadounidense.

Su rival en la siguiente ronda será Andrey Rublev. El ruso derrotó en tres mangas (7-5, 7-6 y 6-3) al belga David Goffin y se cita por primera vez en su carrera contra Nadal. El ruso de 19 años ocupa la posición 53 del mundo y disputará los primeros cuartos de final de su vida en un 'Grand Slam'. Rublev, que esta temporada alzó el título de Umag (primero y único de su carrera), mantiene un bagaje de once victorias y cinco derrotas contra jugadores españoles. Además, Rublev solo ha vencido a un top 20 en su corta trayectoria (a Dimitrov precisamente en este Abierto de los Estados Unidos).

Fotos