Copa de Maestros

Federer noquea a Sock para abrir las Finales ATP

Roger Federer golpea la bola. /Tony O'Brien (Reuters)
Roger Federer golpea la bola. / Tony O'Brien (Reuters)

El suizo se entona y bate en dos sets al estadounidense en su primer partido en Londres

MANUEL SÁNCHEZLONDRES

Sonaba el 'You’ll never walk alone' en Londres. No porque jugase el Liverpool, sino porque un grupo de espectadores, afines a Roger Federer, lo cantaba en los descansos para animar a un suizo que ya campa a sus anchas por el O2 Arena de la capital británica. A los simpáticos cánticos se unió una victoria de Federer sobre Jack Sock (6-4 y 7-6) que catapulta al suizo a la primera posición del grupo y avisa a sus rivales de que sus capacidades físicas están al 100%.

Más información

El espectáculo estaba servido en Londres antes de empezar, al habitual juego de luces, sonidos e imágenes icónicas del deporte mundial le siguió la armonía de Federer, que estuvo intratable al servicio, pero con las dudas y la falta de ritmo lógica al llevar sin competir desde el pasado torneo de Basilea.

Esa falta de intensidad competitiva contrastó con el nerviosismo de Sock, nuevo en este torneo y con el billete prácticamente recién impreso. El estadounidense no solo fue el último en coger el vuelo a Londres, tras ganarse su participación al conquistar París, sino que también es el primero de su país en jugar esta competición desde que lo hiciera Mardy Fish en 2011. La inexperiencia del joven de Nebraska se hizo visible y le pasó factura en el primer juego, cuando dos maravillas de revés paralelo del suizo le sirvieron para tomar ventaja y quitarle los nervios de un plumazo a Sock.

La temprana rotura para Federer le sirvió para acelerar, consolidarse al saque y no inquietar al resto. No necesitaba más roturas el de Basilea y no las iba a conceder Sock, que poco a poco ganó consistencia con una de sus mejores armas. Mientras que el servicio le funcionaba, la derecha, su otro gran valor, solo aparecía de forma esporádica, lo que lastró sus opciones de herir al resto a Federer.

El suizo, que pese a moverse en porcentajes cercanos al 50% en primeros servicios, no dio ninguna oportunidad de 'break' y consolidó el primer parcial con un saque directo.

Sin un Federer excelso, y un Sock cada vez más asentado, el partido se tornó en una rutina de saques donde solo el suizo tuvo opciones de romper, pero erró en las cinco oportunidades de las que dispuso. Sin 'breaks', se llegó a un desempate en el que Federer rompió primero (4-2), cedió la ventaja (4-4), pero una doble falta de Sock (la sexta en su cuenta) le condenó para caer finalmente por 6-4.

Federer se llevó la ovación de un O2 casi lleno y repleto de banderas de Suiza, además de una victoria que le aúpa al primer puesto del grupo y le permite afrontar con más tranquilidad -y más presión en sus adversarios- los dos partidos restantes de este Grupo B.

«Feliz» con el número uno de Nadal

El suizo pasó por rueda de prensa, más de una hora después de haber concluido el encuentro, y expresó que está "feliz" porque Nadal se haya alzado con el número uno a final de año. "De algún modo, estoy feliz de que lo haya conseguido, porque se lo merece. Además, me puedo concentrar en jugar el torneo y no tener que hablar de ello al mismo tiempo", afirmó.

Además, el campeón de 19 grandes señaló que la pista del O2 Arena es un poco más rápida en comparación con el año pasado y que no le importaría que, algún año, las Finales ATP se disputasen sobre tierra batida, aunque apuntó que los torneos bajo techo "también se merecen un campeonato como este". "¿Se puede cambiar a tierra alguna vez? Sí, claro. ¿Podemos tener más Masters 1000 en hierba? También. (...) ¿Podemos tener más torneos en cemento que en tierra? Sí, todo es debatible", concluyó Federer.

Fotos