Leonoticias

LUCHA POR EL NÚMERO UNo

Un solo escollo antes de la batalla final Murray-Djokovic

Andy Murray, durante su partido ante Wawrinka.
Andy Murray, durante su partido ante Wawrinka. / AFP
  • El británico y el serbio son este sábado claros favoritos en el Masters ante Raonic y Nishikori, respectivamente

Andy Murray y Novak Djokovic tendrán que eliminar este sábado respectivamente a Milos Raonic y a Kei Nishikori para enfrentarse en la final del Masters de Londres, con el número uno mundial en juego. No hay recuerdo de la última vez en que el tenis estuvo tan cerca de presenciar un último partido de la temporada tan decisivo, más allá de los 1,1 millones de dólares (la misma cantidad en euros) en disputa (2,4 si el ganador se ha impuesto en todos los partidos).

Tanto el británico Murray como el serbio Djokovic, número uno y dos del mundo, llegan invictos a las semifinales y como claros favoritos. La última vez que Raonic ganó a Murray fue en 2014, y de los 11 partidos que han disputado en total, el escocés se ha impuesto en ocho. Eso, sin contar la forma espléndida del número uno mundial, que desde que se anotó su segundo Wimbledon en julio, se llevó su segunda medalla de oro olímpica, en los Juegos de Río, y los últimos cuatro torneos antes del Masters, que cierra la temporada reuniendo a los ocho mejores.

Si Djokovic llega más lejos en Londres, recuperará el número uno mundial y acabará la temporada en lo más alto por tercer año consecutivo. En cambio, si ambos cayeran en la penúltima ronda, Murray conservaría el trono, a menos que presentara peor diferencia entre juegos ganados y perdidos en la primera fase.

A sus 29 años, hacía cuatro que Murray no llegaba hasta unas semifinales, en las que contará con el apoyo fervoroso de su público en el pabellón O2, el recinto futurista del oeste de la capital británica. Es una semana especial para los Murray, que podrían ver cómo los dos hermanos, Andy y Jamie, ganan el Masters -ambos están en semifinales- y acaban como números uno mundiales, el primero en individuales y el segundo en dobles. «Pase lo que pase este fin de semana, podemos mirar al año que dejamos atrás y estar muy orgullosos de lo que hemos hecho como familia», dijo Murray, a la espera de lo que ocurra este sábado y el domingo.

Djokovic, a la caza del récord

Por su parte, Djokovic, que en este final de año ha mostrado los primeros signos de flaqueza en mucho tiempo, es un adversario temible en Londres: ha conquistado los últimos cuatro Masters -cinco a lo largo de su carrera- y ha batido a Nishikori en 10 de las 12 ocasiones en que se han medido. De ganar el domingo, el serbio igualaría al suizo Roger Federer como el jugador con más Masters: seis. En su recorrido en Londres, Djokovic batió al austríaco Dominic Thiem, a Raonic, y al francés Gael Monfils.

Por su parte, Murray se impuso magistralmente este viernes al suizo Stan Wawrinka (6-4 y 6-2) y ahora se enfrentará a Raonic, con quizás el mejor servicio del circuito. Wawrinka (tercero) quedó fuera del torneo y el resultado del partido convirtió en intrascendente el partido Nishikori-Cilic.

«Normalmente, uno no disfruta de demasiadas oportunidades ante los grandes servidores. Le corresponde a uno aprovecharlas o no. Y este año, en las veces que nos hemos medido, creé unas cuantas. Y cuando se presentaron, fui muy efectivo», valoró Murray.