Leonoticias

Entrevista

«Aún no me he reunido con la federación para renovar mi contrato»

Conchita Martínez.
Conchita Martínez. / EFE
  • Conchita Martínez, Capitana de los equipos españoles de tenis

  • La aragonesa confirma que «aún no es el momento» pero asegura que «sería positivo renovar al menos un año más»

Conchita Martínez ha logrado en menos de un año lo que parecía imposible. Ha unido al tenis español y conseguido que todos los jugadores se sientan importantes dentro del equipo. Los pesos pesados vuelven a querer disputar la Copa Davis y con el ascenso logrado ante la India el próximo reto es pensar en ganar tanto la Copa Davis como la Copa Federación 2017.

Con el ascenso al Grupo Mundial, ¿se ha quitado un peso de encima?

Bueno, más que quitarnos un peso de encima lo importante es la alegría de estar en el Grupo Mundial tanto en Copa Davis como en Copa Federación. Era un objetivo, una meta, hemos trabajado muy duro con esa visión y al final se ha conseguido. Yo no lo veía como un peso, pero sí que es verdad que sobre todo en Copa Davis era necesario conseguirlo.

¿Cree que ha hecho falta caer hasta el extremo de jugar en Dinamarca por no bajar a la tercera categoría para que la gente se volviese a dar cuenta de lo que significa la Copa Davis?

No creo que fuese la intención el caer. Sí que es verdad que hubo unos años más complicados porque los jugadores tienen muchos compromisos y en algunas eliminatorias el capitán no pudo tener el equipo que hubiese querido. Eso es duro, tuvimos mala suerte en alguna serie donde algún partido que se perdió se podía haber ganado y no nos hubiésemos ido a segunda, pero lo pasado no se puede cambiar. Una vez bajas es difícil volver a subir, como hemos visto. Ha costado, pero ahí estamos.

Verdasco (i) y Nadal (d) hablan con Conchita Martínez.

Verdasco (i) y Nadal (d) hablan con Conchita Martínez. / Reuters

¿Ve a los jugadores motivados para intentar ganar el año que viene la Copa Davis? ¿Ha hablado ya con algún jugador de cara a la eliminatoria en Croacia?

Falta mucho para febrero, pero ya he tenido alguna conversación, no muy seria la verdad, pero sí que ha habido comentarios positivos. La ilusión está ahí, pero no solo de ir a por la ensaladera. Yo los he visto motivados también por devolver a España a donde se merece estar. A partir de eso tenemos un buen equipo para ganar la Copa Davis, aunque nos ha tocado una primera eliminatoria complicada. Pero bueno, lo importante es que ellos estén con ilusión y con ganas. Estamos todos muy ilusionados.

Su contrato acaba a finales de este año. ¿Se ha puesto la Federación Española de Tenis o los jugadores en contacto con usted?

La verdad es que aún no se ha tocado el tema, no nos hemos reunido con la federación. Tengo contrato hasta mediados de diciembre, pero yo sigo en el cargo y trabajando de cara a la eliminatoria siguiente. Sí que es verdad que Rafa (Nadal) en el avión de vuelta de la India me preguntó si había renovado y le contesté que no era el momento aún. Yo me sigo mandando mensajes con los jugadores. Ya veremos, aún queda pendiente esa conversación.

Si finalmente su contrato no es renovado, ¿tendría la sensación de que el trabajo se queda a medio hacer?

Para mí sería muy positivo renovar, aunque sea un año más para terminar un trabajo empezado. Comencé con muy poquito tiempo, una semana antes de la eliminatoria contra Rusia y seguir sería la continuación de un trabajo que a mí me gustaría terminar compitiendo en el Grupo Mundial.

Dejando la Copa Davis a un lado, ¿qué le ocurre a Garbiñe Muguruza en los últimos meses? No parece la misma que conquistó Roland Garros en junio...

De momento en resultados está teniendo altibajos, pero estoy segura de que poco a poco irá asimilando todo lo que ha hecho. Trabajando bien y duro al final te estabilizas. Yo confío en que supere estos altibajos y la veamos al mejor nivel porque es joven y tiene un potencial enorme.

¿Ve posible un relevo generacional en el tenis masculino en un plazo de diez años?

Escucho la preocupación de cara al futuro y la verdad es que es un tema que se lleva comentando ya unos años. En las academias se está trabajando bien, pero los jugadores ahora no maduran tan temprano y tardan un poquito más en salir. Todavía nos queda algún año de las viejas espadas y luego están Roberto Bautista, Albert Ramos, Pablo Carreño... que son un poquito más jóvenes y les quedan bueno años por delante. Sí que es verdad que hay que trabajar duro y poco a poco incorporaremos nuevos nombres.

Conchita Martínez celebra un triunfo.

Conchita Martínez celebra un triunfo. / AFP

Casos como el de Alex de Miñaur, quien al no recibir ayuda de la Federación Española de Tenis compite bajo la bandera australiana, agravan la situación. ¿Se podría haber actuado de otra forma para apoyar a los más jóvenes?

No sé exactamente qué podríamos haber cambiado, pero está claro que toda la difusión y ayuda que se pueda dar a nuestro deporte ayudan a que los niños y niñas quieran jugar al tenis. Si se van consiguiendo triunfos y se ve el tenis en los medios es importantísimo. Por ejemplo, las Copas Davis y Copas Federación donde es tan bonito ver cómo se juega por España. Todo esto da mucha ilusión a los niños por lo que hay que seguir trabajando para que las cosas salgan bien.

Al ver los rankings, tanto masculino como femenino, y las edades, ¿se puede decir que el futuro está en las chicas?

Es difícil decirlo, pero sí que es verdad que tenemos muy buenas jugadoras. Volver a tener dos tenistas, Muguruza y Carla Suárez, en el top-10 es muy positivo. Además, así las niñas se fijan en ellas y quieren imitarlas, porque necesitamos más niñas que jueguen al tenis. Después, por ejemplo, está también Laura Arruabarrena, que acaba de ganar un torneo y se va a colocar cerca del top-50. Es muy importante que vayan saliendo jugadoras.