GP Argentina

El todoterreno Márquez lidera el primer día en Argentina

El catalán Marc Márquez marca la pauta en Argentina. /Afp
El catalán Marc Márquez marca la pauta en Argentina. / Afp

El piloto español demuestra su capacidad de adaptación cuando la pista no está en perfecto estado en un día complicado para Ducati

BORJA GONZÁLEZ Termas de Río Hondo

La climatología dio una tregua mayor de la esperada a los pilotos del Mundial de Motociclismo en la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Argentina. De hecho, los de Moto3 pudieron completar sus dos sesiones sin incidencias, mientras que en Moto2 disfrutaron de un turno y medio completo.

En la clase pequeña el mejor crono fue para el italiano Enea Bastianini, con el líder de la general, Jorge Martín, como el mejor de los españoles, mientras que en la intermedia fue Mattia Pasini el que marcó el paso –con su tiempo más rápido en la matinal-, por delante del portugués Oliveira, autor de la pole en Termas de Río Hondo en 2017 –la primera de KTM en Moto2- y con Alex Márquez quinto e Isaac Viñales sexto. Todo en un día marcado, además de por la irrupción tardía de la lluvia, por el mal estado de la pista, algo endémico del trazado argentino, pese a que sus gestores hayan intentado organizar más pruebas para evitar que los pilotos mundialistas se encuentren con un asfalto excesivamente sucio.

Esa suciedad complicó el agarre y el trabajo de los equipos para dar unas motos confortables a sus pilotos; a esto se sumó el pobre rendimiento del nuevo asfaltado que se ha llevado a cabo entre las curvas 14 y 2. En cualquier caso, con esas circunstancias y con la segunda sesión de MotoGP dominada por un goteo inconstante que no terminó en lluvia y por un molesto viento, Marc Márquez demostró su maestría cuando las cosas se complican, tirando del carro y convirtiendo una sesión que parecía anodina en otro espectáculo. El campeón del mundo puso una marcha más y fue capaz de mejorar el tiempo de la mañana de su compañero Pedrosa, en 1.4 segundos su propio registro del primer libre para quedarse a sólo tres décimas del récord del circuito.

Esto con un margen de más de cuatro décimas de segundo sobre el segundo, su compañero en Honda Cal Crutchlow y en un cronometrado en el que Andrea Dovizioso, líder de la general, sufrió muchísimo –terminó el último y sólo pudo colocarse decimoquinto en la combinada del viernes-. «Este circuito a priori es complicado para nosotros», había dicho por la mañana Paolo Ciabatti, uno de los máximos responsables de la marca italiana. Aunque no se pensaba que tanto. De hecho, el mejor clasificado en Ducati terminó siendo Tito Rabat, que compite en la escudería española Reale Avintia y que terminó cuarto con el prototipo de 2017.

El 'recital' de Honda en Termas lo completó Pedrosa, que colocó su nombre en el tercer puesto del día, lo que dejó un pleno de las motos japonesas 2018 al frente de la tabla –en contraste, las tres motos pata negra de Ducati terminaron en los puestos 14, Petrucci, 15, el citado Dovizioso, y 16, Lorenzo- . Maverick Viñales, ganador en Argentina la pasada temporada, sufrió para aguantar en pista a Márquez en un momento en el que rodaron juntos –más bien el de Cervera jugó con su rival-, aunque pudo finalizar sexto y como mejor Yamaha, justo por delante de Valentino Rossi. Alex Rins fue octavo –segunda Suzuki tras Andrea Iannone, quinto-.

Contenido Patrocinado

Fotos