Análisis

El Mundial más igualado ya es cosa de tres

Imagen de la carrera del GP de San Marino en Misano. / AFP

Márquez y Dovizioso, empatados en la cabeza con 199 puntos y con cuatro victorias cada uno, sólo sienten la presión de Viñales, tercero a 16 puntos

BORJA GONZÁLEZ Misano

Ni Marc Márquez, ni Andrea Dovizioso, ni Maverick Viñales dirán, hasta que las matemáticas no lo confirmen, que el Mundial de MotoGP es ahora una pelea entre ellos tres. Todos dejan abierta la puerta a la sorpresa, aunque saben que sólo se tienen que mirar entre ellos. Valentino Rossi se perderá también la próxima carrera que se disputará en menos de dos semanas en el Motorland de Aragón. En estos momentos, y a falta de cinco grandes premios -125 puntos-, el italiano está a 42 puntos del nuevo líder, Márquez.

Más información

A 49 puntos se encuentra Pedrosa, que naufragó en Misano y que sólo pudo sumar un punto, en una carrera de mucho sufrimiento en la que se vio superado por Cal Crutchlow, que se había caído y había vuelto a pista, y en la que sólo terminó por delante de otros dos caídos –Baz y Abraham- y de Johann Zarco, que cruzó la meta empujando su Yamaha después de que esta se quedase sin gasolina. «Obviamente, a nivel de puntos pueden pasar todavía muchas cosas, pero es muy difícil», aceptó el piloto catalán. «Para ganar ahora tendría que salirme todo a la perfección y a los demás irles mal», reconoció.

En el caso de Rossi, lo ocurrido el domingo, sin fallos de ninguno de los tres que tiene por delante en la general, hará que no fuerce para intentar la machada de probar en la próxima prueba. Con todo esto, el Mundial más igualado de la historia abrirá su siguiente capítulo en una situación fascinante en cuanto a competitividad, con dos pilotos, Márquez y Dovizioso, empatados en la cabeza con 199 puntos y con cuatro victorias cada uno –en la posición pesan más los tres segundos del español frente al único segundo puesto del italiano-, con Viñales tercero a sólo 16 puntos.

«Está claro que la ventaja con Valentino y con Dani ahora empieza a ser un poco mayor, pero nunca sabes en este campeonato», apuntó con cierta cautela Márquez. «Esto es lo normal, que carrera a carrera vayan quedando menos pilotos peleando por el título. Ahora lideramos Dovi y yo, con Maverick muy cerca», recordó. «Estoy de acuerdo», le secundó el italiano. «Ahora empieza a ser muy difícil para ellos, aunque tienen una oportunidad y cualquier cosa puede pasar, por ejemplo en días como hoy (por el domingo), donde es fácil cometer un error. Pero está claro que el campeonato es más para tres», aseguró. Esto en un año en el que es muy difícil anticipar lo que pueda pasar. Sobre el papel, Aragón es un trazado muy del gusto de Márquez, Viñales tiene entre ceja y ceja Phillip Island y Dovizioso ya ganó en 2016 en Sepang. Aunque 2017 ha enseñado a los pilotos a no hacer más cuentas de lo necesario.

«En Austria esperaba terminar diez segundos por detrás de Dovi, y este era también un circuito complicado», explicó Márquez tras ganar en Misano. «Y en Silverstone esperaba que Dovi terminase más lejos de nosotros, y ganó. Aquí su ritmo era muy similar al nuestro. Así que es difícil de decir. Sé que él ahora está muy fuerte, y que Ducati está fuerte en cada circuito, y que será una lucha apretada y bonita hasta el final. Pero no podemos olvidar a Viñales. Está sólo 16 puntos por detrás, tenía un buen ritmo incluso en mojado, donde suele tener más problemas. Y ha terminado cuarto», añadió Márquez. Una falta de respuesta en la que de nuevo coincide con su rival: «No contestamos nada sobre los circuitos porque de verdad no lo sabemos, no porque no queramos decirlo. Por supuesto que hay algunos circuitos que prefiero, aunque lo importante es entender cómo trabaja la moto con el neumático que tengamos en el fin de semana de turno. Y es imposible saberlo ahora. Marc y Honda han confirmado que están muy fuertes en estos momentos. También lo han hecho en circuitos en los que se suponía que iban a tener más problemas. Será bonito hasta el final».

Un final con cinco etapas: el Motorland de Aragón, Motegi, Phillip Island, Sepang y Valencia. Márquez hizo las ‘poles’ en 2016 en Aragón y Australia, y ganó tanto en Alcañiz como en Japón, además de terminar segundo en Valencia. Dovizioso se llevó la ‘pole’ en Sepang y después ganó, además de que hizo podio en Motegi. Y Viñales, aún con la Suzuki, subió al cajón en Japón y Australia, además de que arrasó en los tests de pretemporada en Malasia, Australia y Valencia. Así que todos tienen indicios para ser optimistas de cara a este emocionante cierre de año.

Fotos