GP de la República Checa

Márquez, preparado para el ataque

Marc Márquez. / Vídeo: Photocall3000

El líder de MotoGP logra en Brno su cuarta 'pole' de la temporada

BORJA GONZÁLEZBRNO (REPÚBLICA CHECA)

Nueve carreras por delante, cuatro pilotos separados por diez puntos. Ese es el resumen vistoso de este MotoGP de 2017 que encara este domingo la especial carrera de Brno, por el momento deportivo en el que nos encontramos, y porque será el primer homenaje a Ángel Nieto, presente en todos los rincones del trazado checo y en los comentarios de los pilotos. La de la República Checa vuelve a ser una carrera de incertezas, pese a las buenas pistas que dejaron los entrenamientos del sábado. Esas incertezas, de hecho, son las que han dejado la situación actual de la general, donde pilotos con más errores de la cuenta aún juegan con todas las bazas la partida por el título. Marc Márquez, el líder, cuenta con dos ceros a estas alturas, los mismos que el segundo, Maverick Viñales, y que el quinto, Dani Pedrosa -que además finalizó decimotercero en Assen-; los italianos Andrea Dovizioso y Valentino Rossi la han pifiado una vez cada uno, con un par de pobres resultados más en su haber.

Más información

«Como he dicho siempre, hay que intentar dar el cien por cien e ir a por lo más alto, intentar ir por el triunfo; si no se puede, segundo, y si no tercero. Porque en esta segunda mitad de temporada el tercero tiene que ser el límite». Este análisis de Viñales, el que peor parado salió del entrenamiento oficial de este sábado, podría hacerse extensible al resto, porque sumar la mayor cantidad de puntos puede terminar marcando la diferencia. O, como dijo el jueves Márquez, aprovechar los sitios favorables y perder lo mínimo posible en los trazados complicados. En este sentido, Brno se ha mostrado tras dos días de pruebas como uno de esos circuitos a aprovechar para el de Repsol Honda, que sumó su cuarta 'pole' de la temporada, la número 69 de su carrera mundialista, un registro récord.

«Es uno de los circuitos en donde normalmente en el pasado he sufrido un pelín más que en otros, pero este fin de semana me estoy encontrando bastante bien, tengo un ritmo bastante bueno, no como en Alemania, lógicamente, pero sí un ritmo para poder luchar por la victoria y creo que por el podio», reconoció el de Cervera, que ha sacado ventaja del test privado que Honda celebró en este mismo escenario a finales de julio, y de la lluvia del viernes que dejó menos tiempo aún a los rivales de recuperar el terreno ganado en esas pruebas por la casa japonesa.

Aunque, una vez más, la climatología ha dejado abierta la puerta a que todo lo previsible tras lo visto este sábado en pista vuele por los aires. Y es que se espera una bajada de hasta diez grados de las temperaturas más la amenaza continuada de lluvia. «La elección de neumáticos está abierta, podemos correr con el medio, podemos correr con el duro, o con una combinación de los dos», analizaba Rossi, segundo en la parrilla con un tiempo sólo 92 milésimas peor que el de Márquez, y que ha marcado en Brno las diferencias dentro del pelotón Yamaha. «Dependerá mucho de la temperatura. Lo más normal es que lo empecemos a pensar cuando nos despertemos mañana por la mañana, porque por la previsión parece que el tiempo no va a ser fantástico».

El italiano, que reconoció que la del domingo será una carrera en la que todos tendrán en mete a Nieto con el deseo de brindarle un buen resultado, admitió el favoritismo de las Honda, a la vez que les dejaba la presión de tener que confirmar esta sensación en pista colocándose en un segundo pelotón con su compañero de equipo -séptimo- y las Ducati de Dovizioso y Lorenzo, con el mallorquín con un punto por encima de su compañero de equipo. «En mi opinión, junto a Jerez, es el mejor fin de semana de la temporada, aunque hay que rematarlo en la carrera del domingo», aceptó Lorenzo, que en Jerez subió por primera (y única vez) a un podio con la Ducati.

«La situación es la que es ahora mismo y hay que salirse de ella, hay que intentar buscar el mejor pack y mañana ir con todas», reconoció Viñales, que está mostrando unas dudas inimaginables tras su espectacular pretemporada e inicio de curso. Será el de Yamaha el que tenga que hacer esas cuentas de sacar lo máximo en los circuitos complicados, a la espera de mejores oportunidades, en un trazado que se presenta como una ocasión para Márquez y Honda.

Contenido Patrocinado

Fotos