GP Malasia

Márquez encara la primera opción de cerrar el Mundial de MotoGP de 2017

Marc Márquez, en una carrera. /Afp
Marc Márquez, en una carrera. / Afp

Un segundo puesto le vale al piloto español para asegurarse el título en Malasia en otro fin de semana con la amenaza de lluvia

BORJA GONZÁLEZSepang (Malasia)

Después de dos intensas semanas con dos preciosas carreras en la clase reina que han definido mucho el panorama de la categoría en lo que respecta a la pelea por el título, el circuito de Sepang va a ser el escenario de la primera posibilidad de que Marc Márquez selle su cuarta corona en MotoGP en los cinco años que lleva en la categoría. Una barbaridad. Malasia dará también su primera oportunidad a Franco Morbidelli de poner el cierre al Mundial de Moto2, merced a los 29 puntos de ventaja que acumula con respecto al suizo Thomas Luthi, un margen importante aunque menor de lo que cabría esperar de un piloto que ha dominado la clase intermedia, pero al que le han pasado el par de ceros acumulados tras las caídas –mientras lideraba- las carreras de Jerez y de Misano.

Más información

Opción para Morbidelli, pupilo de Valentino Rossi, y opción para Márquez, en otro fin de semana con la amenaza de la lluvia y en el que el de Repsol Honda puede terminar con el ‘sprint’ iniciado tras la victoria de Alemania, justo antes de llegar al ecuador del campeonato. Los 33 puntos con los que Márquez ha llegado a Sepang, sobre todo fruto del pinchazo de Andrea Dovizioso en Phillip Island, combinado con su triunfo en el trazado australiano, hacen que ganando o terminando segundo se asegure el Mundial. A partir de ahí ya toca pensar en salir de la carrera con 25 puntos de ventaja si el italiano no ganase. «Mientras que las matemáticas me den opciones, lo intentaré hasta el final. Además, en este campeonato ya se ha visto que las cosas pueden cambiar en cada carrera», explicó el de Ducati, ganador en Sepang en 2016, en lluvia, una opción posible para el domingo viendo las previsiones meteorológicas. «Siendo competitivo, se pueden ganar muchos puntos y aún todo es posible. Es verdad que en la segunda mitad de la temporada Márquez ha estado fortísimo y siempre ha luchado por la victoria, salvo el cero por un problema técnico en Inglaterra. En la carrera anterior estaba a 11 puntos y debo seguir igual y dar el máximo. Además, aquí las condiciones no son muy estables. Soy realista y sé que es muy difícil, pero no imposible, porque todo puede pasar y probaremos», insistió el italiano.

Por su parte, Márquez sigue prefiriendo no mirar mucho más allá, consciente de la oportunidad que se le presenta. «Estoy más tranquilo que en Australia porque se acerca el final y tengo más ventaja», explicó, efectivamente, con aspecto relajado. «Esto no significa que esté más relajado, así que si se puede rematar aquí mejor que en Valencia. Esto lo tengo clarísimo. Pero también que un título en Valencia es especial; es donde mejor sabe. Como digo, me da igual cuándo y dónde, el objetivo es ganarlo y aunque ahora está más cerca tenemos que seguir con la misma dinámica», añade el líder del Mundial.

El de Cervera cuenta con que esta vez sí que su rival no va a fallar, en un circuito en el que casi todas las motos funcionaron bien en la pretemporada lo que, viendo la batalla de Australia, invita a pensar a muchos en otro domingo intenso y con muchos contendientes, un panorama que puede ayudar a Dovizioso que, eso sí, no puede perder de vista a Maverick Viñales, descartado para el título pero con el deseo de terminar cuanto menos como subcampeón del mundo. «Al final para conseguir el subcampeonato tendré que ganar carreras porque son muchos puntos y en dos carreras es difícil recortar tantos puntos, así que intentaremos estar al máximo nivel y aprovechar la oportunidad», apuntó el de Yamaha, que llega a Sepang con el optimismo de la mejoría vivida el pasado domingo y que le invita a soñar con recuperar la versión que le permitió dominar en los entrenamientos de pretemporada disputados en este mismo escenario hace ya unos cuantos meses, en febrero, cuando este parecía que iba a ser su gran año. De aquellas pruebas salió Márquez con algunas dudas y pidiendo algo de tiempo para alcanzar el nivel deseable para pelear por el título. El nivel lo ha logrado; ahora le falta plasmarlo con su sexto campeonato del mundo.

Fotos